null: nullpx

¿Es New York City FC un equipo 'Villa-dependiente'?

David Villa anotó casi la mitad de los goles de su equipo en 2016. La influencia del español en NYCFC trasciende a su rol de delantero.
4 May 2016 – 10:35 AM EDT

Pocos equipos dependen tanto de un jugador como ocurre en el caso de la relación entre New York City FC y David Villa. En nueve partidos jugados este año el español lleva anotados 6 de los 13 goles de su club, lo que lo ubica entre los cuatro mejores anotadores de la MLS en este comienzo de temporada.

‘El Guaje’ no marcó en el 3-4 de la jornada inaugural de la temporada 2016 frente a Chicago Fire, pero desde ese momento hasta ahora la escuadra celeste de Nueva York tiene vida y ocupa en este momento un puesto de clasificación a los Playoffs en gran medida gracias a la producción de su capitán.

El notable trabajo de Villa no es un fenómeno nuevo. En 2015, la primera temporada histórica de NYCFC en la Major League Soccer, Villa finalizó el curso con 18 goles, a solamente cuatro de distancia de Sebastian Giovinco y Kei Kamara, los máximos anotadores de la pasada temporada regular. Cifras estelares para un integrante de un equipo que finalizó en la octava posición en la Conferencia Este y que quedó entre los cuatro peores participantes del año pasado.


David Villa, Didier Drogba y Diego Valeri comandan el ataque del Equipo de la Jornada 9

Loading
Cargando galería


En 2016 la influencia del asturiano en el desempeño de su equipo apunta a ser todavía más grande. No solamente David Villa marcó hasta ahora casi el 50% de los goles del club neoyorquino, sino que -con 34 años- lidera las estadísticas de la liga en más de un apartado.

Ningún jugador de la liga ha hecho más disparos que el asturiano en estas primeras nueve semanas de competición (54 tiros propios, contra los 44 de Giovinco, su más cercano competidor). Buscando mayor precisión, el delantero es el que más veces pateó el balón frente al arco rival. La MLS registra 22 ejecuciones entre los tres palos de Villa hasta ahora. Quien más se le acerca es Bradley Wright-Phillips, con 17.



El pasado sábado New York City FC consiguió su primera victoria del año como local. Un 3-2 frente a Vancouver Whitecaps, que terminó con mucho sufrimiento, y que se solventó a favor del local en en buena parte por los dos goles que el campeón del mundo con la selección de España marcó antes de la finalización del primer tiempo.

El exvalencianista, exbarcelonista y excolchonero es uno de los poquísimos jugadores capaces de cambiar por sí mismos el trámite de un partido en una liga de grandes paridades como es la MLS. La innegable calidad de Villa y su inacabable espíritu ganador -que en muchas ocasiones logra imponerse ante las limitaciones de su equipo- permiten a los aficionados azul cielo mirar con cierto optimismo el futuro inmediato de la franquicia, una vez rota la racha de siete partidos seguidos sin poder ganar.

En 2015 -durante la gestión de Jason Kreis- cada vez que el de Tuilla estuvo por lesión fuera de la convocatoria de NYCFC el equipo perdió. ¿Ocurriría lo mismo en 2016, bajo el mando de Patrick Vieira? En el último cuarto del terreno de juego el club neoyorquino no cuenta un reemplazo de calidad para el español. Tony Taylor, Khiry Shelton, Steven Mendoza y Patrick Mullins están lejos de poder cumplir ese papel, aunque los dos últimos -por rendimiento y potencial- son quienes más se podrían acercar al altísimo estándar fijado por Villa y sus goles.



Pero la influencia del 7 no se limita únicamente al ataque. Ante la carencia de un volante de creación tradicional en el esquema de New York City FC ‘el Guaje’ participa de manera activa y frecuente en la generación de juego. En esa demarcación encuentra apoyo en compañeros como Mix Diskerud, Mikey Lopez o Tommy McNamara -especialmente el neoyorquino- quien desde el año pasado demuestra que es uno de los mejores complementos de David Villa en la cancha.

Nadie dentro de NYCFC quiere pensar qué pasaría si el español tuviera que estar ausente por algunas jornadas. Especialmente teniendo en cuenta el discutible o nulo aporte que -en ese orden- realizan los otros dos jugadores franquicia del equipo, Andrea Pirlo y Frank Lampard (lesionado desde antes de la finalización de la pretemporada, sin fecha definida de regreso a las canchas).

“David no es de hablar demasiado, pero él envía un mensaje clarísimo a sus compañeros al trabajar como trabaja dentro del terreno de juego”, reconoció el técnico Patrick Vieira tras la victoria frente a Vancouver Whitecaps. “Cuando tienes tanto talento y estás rodeado de jugadores que se esfuerzan mucho, eso te ayuda a expresar tu virtuosismo”, agregó Vieira.

Sin embargo, en el vestuario el español deja perfectamente en claro que todavía no está enteramente conforme con el juego de su equipo ante el conjunto canadiense. "Cuando las cosas vienen mal dadas cuesta mucho romper esa dinámica. Errores que no deberíamos cometer, un penal un tanto ingenuo... Cuando estás mal te pasan este tipo de cosas."

"Esta semana volvemos a los entrenamientos y volvemos a concentrarnos en lo que viene", dijo el goleador. "El próximo rival es D.C. United, un rival directo, de nuestra Conferencia. Necesitamos ganar allí para seguir nuestra lucha por entrar a los Playoffs."

¿Es New York City FC un equipo Villa-dependiente? Pese a que muchas variables apuntan en ese sentido el capitán prefiere abonarse a un mensaje optimista. "Si no eres positivo después de haber jugado nueve partidos estás muerto", aseguró 'el Guaje' luego del encuentro del sábado. "Seguimos siendo positivos, con esta victoria frente a los Whitecaps, todavía más."

RELACIONADOS:MLSNew York City FC

Más contenido de tu interés