null: nullpx
Los Angeles Football Club

El descanso que le facilitó el calendario de la MLS benefició a Carlos Vela en el Mundial

La programación de la liga norteamericana ha traído frutos al crack del LAFC, que ha sido titular indiscutible y clave en la clasificación de México a octavos de final.
27 Jun 2018 – 2:34 PM EDT

Una de las más constantes críticas hacia la MLS, es el calendario en que se juega la temporada regular, el cual corre de principios de marzo hasta finales de octubre.

Cuando Carlos Vela decidió emigrar a la liga norteamericana como el primer Jugador Franquicia del LAFC para la actual campaña 2018, se especuló que no estaría en ritmo para una Copa del Mundo.

Pero Vela ya tenía una planeación acorde con esa programación desde entonces, una calendarización que lejos de perjudicarle, lo dejaría a punto para el verano en Rusia.

El Mundial se juega en desde mediados de Junio y hasta mediados de Julio. Vela dejó a la Real Sociedad a finales del 2017. Lo que le dio un descanso al delantero mexicano de varias semanas.


Pero no solo le dio tiempo para refrescarse, sino que también para entrenarse de manera individual con los hermanos Dos Santos con parte del cuerpo técnico de ‘El Tri’ a principios del año. Y de ahí pasar a meterse de lleno en una pretemporada con el cuadro angelino en febrero … es decir, a cuatro meses de que arrancara la justa mundialista.

Y, finalmente, empezar nuevamente en un plano competitivo en marzo. A tres meses y medio del debut mundialista de la selección mexicana ante la campeona del mundo Alemania.

Y si se trataba de agarrar ritmo y llegar fino a Rusia 2018, no podía haber mejor calendario para Vela. El dorsal 11 del ‘Tri’, disputó 12 partidos de temporada regular en la MLS, es decir un promedio de 4 duelos competitivos por mes, previo a sumarse a la selección que dirige Juan Carlos Osorio a finales de mayo.


En esos 12 duelos, Vela anotó 7 goles y registró 5 asistencias, además de jugar un total de 1,080 minutos. Participó, en promedio, directamente en un gol (gol o asistencia) de LAFC por partido.

Llegó en plenitud, en un pico alto de rendimiento.

En contraste, varios jugadores mundialistas, incluidos compañeros suyos, llegaron tras culminar sus campañas a finales de abril y/o principios de mayo. Es decir, las pretemporadas que hicieron el verano pasado o en invierno (dependiendo en que liga se encontraran), ya habían llegado al límite de su preparación para cerrar con todo y naturalmente ir en picada tras finalizar sus respectivas campañas.

Lo cual para muchos, significó volver a empezar una vez que se sumaron a sus selecciones. Situación diametralmente opuesta para Vela.


Y se ha notado. Vela ha sido de los mejores del cuadro mexicano cuando se especulaba previamente que quizás ni titular seria simplemente por estar en la MLS (y los estigmas, percepciones erróneas).

En los amistosos previos, le puso el pase para gol a Giovani dos Santos en la despedida en el Estadio Azteca ante Escocia.

Carlos fue titular en los tres partidos de fase de grupos, en los que México consiguió seis puntos y se clasificó a los octavos de final por sobre Alemania y Corea del Sur, y empatar en puntos con Suecia.

Anotó gol en la victoria sobre los coreanos, y participó en múltiples ataques del ‘Tri’, que es mucho más claro al ataque cuando el balón pasa por los pies de Vela.


El futbolista de LAFC además ha estado cerca de convertir auténticos golazos con la marca registrada que le ha puesto a sus anotaciones con el cuadro que dirige Bob Bradley y que ha venido afinando en la MLS en esos 12 duelos que ha disputado: a pierna cambiada, pegándole con parte interna, metiéndole efecto desde los linderos del área grande para ponerla en el segundo poste cerca del ángulo superior.

Estuvo cerca ante Corea y Suecia de facturar de esa manera. Pero quizás la tercera sea la vencida ante el rival en turno en la fase de octavos, para por fin romper la ‘maldición’ que los lleve al quinto partido.


Más contenido de tu interés