null: nullpx

"El cuerpo necesita entrenar, volver al hábito normal que tenía"

Maxi Moralez, su familia e invitados especiales pasan juntos la reclusión por el COVID-19.
3 Abr 2020 – 12:07 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

"La verdad, lo estamos llevando bastante bien. Ya pasaron 20 días desde que nos dijeron que todo estaba suspendido", expresó Maxi Moralez al recibir el llamado de MLS Español para charlar con el enganche de New York City FC durante la pausa obligada de MLS a raíz de la pandemia de COVID-19.

"Desde ese momento decidimos no salir más, porque estaba un poco avanzado todo. Pero bueno... Es algo atípico, diferente, estar todo el día acá. Te agobia un poco, pero sabemos que es lo mejor. Salimos solamente cuando hay alguna necesidad".

El volante argentino y su familia no están solos en casa. A ellos se sumaron el delantero Valentín Castellanos y el extremo Jesús Medina y su novia, para que todos pudieran pasar el confinamiento acompañados.


"Tenemos una gran relación. Al yo tener un poco más de espacio, y tener donde entrenar, se dio esta posibilidad", comentó Moralez. "Mi mujer tiene una muy buena relación con la mujer de Jesús, así que decidimos invitarlos. Aceptaron, y lo están pasando bien. Tratamos de pasar el rato, jugando y entrenando juntos".

En las redes sociales de los tres integrantes del plantel celeste pueden verse a diarios distintas pruebas y desafíos a los que los jugadores se someten. "Hacemos distintas pruebas, tanto afuera -cuando se pudo- con la pelota, un poco de ping-pong, las cartas... El que pierde hace el desayuno, o pone la mesa para la cena, prepara el café después, el mate en la merienda. Uno poco esas cosas".

"Para la gente que está sola, el tema mental pesa en estos momentos. Por eso nació la idea de traer a 'Taty' y a Jesús. Vivir en lugares pequeños y estar ahí metidos 24 horas es muy difícil. Por eso los invitamos a que vengan a pasar este tiempo con nosotros".

Cargando Video...
Efraín Juárez nos comenta cómo vive la situación en New York


Maxi mantiene contacto diario con sus seres queridos en eu país natal. "Mi familia está preocupada, porque allá en las noticias sale lo que pasa en Nueva York, en Estados Unidos. Nos escriben para que tomemos los recaudos necesarios, para que volvamos, que vayamos para Argentina, y ese tipo de cosas", describió.

El contacto es natural también con NYCFC. "Los doctores nos mandan mensajes todos los días. Nosotros tenemos que pasarles nuestra temperatura. Estamos en contacto con el entrenador. El martes hicimos una sesión de entrenamiento por internet a través de Zoom. Ya habíamos hecho yoga. Esto se hace para mantener contacto con los compañeros y con el entrenador".

Lo que el 10 más echa de menos es la rutina diaria del entrenamiento con el resto del plantel. "Me divierto y disfruto estar todo el día con mis hijos y mi esposa. Pero nosotros tenemos instalada una rutina en el cuerpo, que es ir a entrenar todos los días. Llega un momento que ya se hace demasiado largo; es como las vacaciones".

"El cuerpo necesita entrenar, volver al club, volver al hábito normal que tenía", argumentó. "Y, obviamente, eso viene en base a los partidos. La competición y todo lo que implica uno la extraña. Porque más allá de entrenar o de hacer lo que se puede hacer, esto es totalmente diferente a los días de trabajo que nosotros teníamos. Así que también uno extraña las charlas con los compañeros, las jodas (bromas), las risas".


¿Cómo será el regreso al trabajo, una vez se haya superado la emergencia sanitaria? "Es muy dif´icil pensarlo al instante. Como ve uno que está el mundo, esto tiene para rato", reflexionó quien finalizó la temporada regular 2019 de MLS como máximo asistidor. "Pero al momento de volver a entrenar, obviamente uno necesita un par de semanas para prepararse, porque es normal. Ojalá esto se corte pronto y podamos vivir a la vida que teníamos".

Cinco adultos y dos niños en la casa de los Moralez. ¿Cómo se deciden las actividades en los momentos de ocio? "Cada uno acá hace lo que quiere", respondió el jefe de familia. "Obviamente, cenamos, almorzamos, tomamos mate todos juntos. Pero después cada uno es libre de hacer lo que quiere. Televisión solo miran los niños, así que están con los dibujos animados y sus películas. Yo a la Play no juego; Jesús sí que juega con 'Taty' a veces. Pero tratamos de no tocar demasiado eso. Sí jugamos ping-pong, o un poco de fútbol".

"Series no puedo ver, porque los niños están con los dibujos animados. Es imposible", se resignó. "M´usica, sí escuchamos. Ponemos todo el día cumbia, un poco de todo. Hay que tener contentos a todos".


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:MLSNew York City FC

Más contenido de tu interés