null: nullpx

El ansia de un título de liga impulsa a un Toronto FC que parece imparable en los Playoffs

Sebastian Giovinco y compañía despacharon sin dificultad a Philadelphia Union y New York City FC en la postemporada.
17 Nov 2016 – 8:01 PM EST

Toronto FC participó por primera vez de los Playoffs de la MLS en 2015. La experiencia fue novedosa y fugaz. Montréal Impact dejó fuera de combate al equipo de la camiseta roja en uno de los partidos de Eliminación Directa de la temporada pasada. Desde ese momento la escuadra de la provincia de Ontario no hizo más que prepararse para superar lo hecho en esa oportunidad. Y cumplió con creces.

TFC es un contendiente más fuerte que el de hace un año; probablemente sobre el papel sea el mejor equipo. Sus figuras siguen marcando diferencias dentro de un bloque mejor armado, más sólido, más maduro. Doce meses después, los jugadores del técnico Greg Vanney tiene la oportunidad de vengar en la Final del Este frente al Impact -su máximo rival- lo ocurrido una temporada atrás. El encuentro de ida de esta serie se llevará a cabo el martes 22 de noviembre (8 p.m. ET, ESPN Deportes) en el Estadio Olímpico de Montreal.


Un candidato con precisión quirúrgica

La llegada de Toronto FC a la Final de Conferencia fue inapelable. Durante muchas semanas el conjunto escarlata lideró la posiciones en el Este. Un par de malos resultados en la recta final lo condenaron a finalizar la temporada regular en la tercera posición, por detrás de los Red Bulls y New York City FC. En el partido de Eliminación Directa el club canadiense superó a Philadelphia Union por 3-1, mientras que en la serie Semifinal del Este aplastó con precisión quirúrgica al equipo celeste de 'la Gran Manzana' por un marcador global de 7-0 (5-0 en el partido de revancha disputado en el Yankee Stadium).


Después de esa exhibición el plantel de Toronto parece estar preparado para resolver cualquier reto que se le ponga por delante desde ahora y hasta el 10 de diciembre, fecha en la que se disputará la final por la Copa MLS, el trofeo que se entrega al campeón de liga.

"La Hormiga Atómica" quiere ser el héroe de la MLS

Recuperado de la lesión que lo tuvo al maltraer en el último tercio de la temporada regular Sebastian Giovinco, MVP y Botín de Oro en 2015, va este año por un objetivo mayor y más preciado. El italiano -quizás el jugador más determinante de la MLS en este momento- está enfocado en llevar a Toronto FC hasta la frontera final. No está solo el turinés en ese intento; los internacionales estadounidenses Michael Bradley y Jozy Altidore (ambos en su punto más alto desde que regresaran a la MLS desde el fútbol europeo) son los mejores escuderos de 'Seba'.


Pero no solamente de sus jugadores franquicia vive Toronto. Fuerte en su propia área (Drew Moore y Steven Beitashour, entre otros, fueron fundamentales para conseguirlo) y con una línea de volantes de calidad -donde destacan Jonathan Osorio y el panañemo Armando Cooper, quienes arropan el despliegue de Bradley- el conjunto escarlata se convirtió en un flagelo para sus rivales de ocasión.


RELACIONADOS:MLSToronto FC

Más contenido de tu interés