null: nullpx

Ashley Cole rescató punto para el Galaxy en electrizante empate 2-2 con Red Bulls

El cuadro neoyorquino sufrió varias lesiones y a pesar del golazo de Gonzalo Verón, no pudo sostener una ventaja de dos tantos.
7 Ago 2016 – 11:53 PM EDT
Reacciona
Comparte
Galaxy y Red Bulls protagonizaron un empate de infarto. Crédito: USA TODAY IMAGES

En un cierre electrizante, con goles y una dosis de polémica, LA Galaxy remontó una desventaja de dos goles y término empatando 2-2 con New York Red Bulls en StubHub Center.

El partido entre el cuarto lugar del Oeste y el cuarto del Este no decepcionó a pesar de que los neoyorquinos lidiaron con una poco común situación de múltiples lesiones en sus titulares, y en la dramática definición Ashley Cole – que anotó su primer gol como angelino – fue el héroe.

Los Red Bulls fueron un hospital en los primeros 47 minutos del encuentro, lo que provocó que Jesse Marsch tuviera que quemar sus tres cambios por motivos de lesión – dos de ellas en el primer episodio. Curiosamente el que se llevó un golpazo impresionante en la cara, el atacante galáctico Robbie Keane, no tuvo que salir tras las debidas atenciones.

Aparte de los precoces cambios, la primera mitad también nos dejó un atajadón de Luis Robles a un remate de Giovani dos Santos, un remate de Jelle Van Damme a centro de Gio que terminó en la red y una salvada en la línea por parte de Ashley Cole. Aunque en realidad, la única de las jugadas que contó, fue la tapada de Robles, ya que las otras dos acciones fueron anuladas por fuera de lugar.

El inicio de la complementaria, que pintaba igual para los Red Bulls con la salida del goleador Bradley Wright-Phillips por lesión, término siendo factor en el empate, ya que en su lugar vino Gonzalo Verón. Felipe y Sacha Kljestan armaron una vertical jugada con pases filtrados, dejándole el esférico a la corrida de Verón, quien aguantó la marca de Daniel Steres y definió picando el balón por sobre Rowe. Golazo del argentino al minuto 68.

Red Bulls volvió a recurrir a una jugada de toques, esta vez con una triangulación por el costado derecho en el último tercio del campo, para tomar una ventaja de dos goles tan solo seis minutos después del primero. Mike Grella y Felipe construyeron, y Sean Davis culminó con otro muy bonito gol. Davis es por cierto el sustituto de Dax McCarty, quien está en la lista de lesionados taurinos.

Pero a Bruce Arena también le funcionaron los cambios. Ya que Mike Magee, que vino desde el banquillo de suplentes, y acortó distancias a una jugada que le armaron Gio y Steven Gerrard a 10 minutos del final.

El cierre del partido fue polémico y favorable al Galaxy. Ashley Cole empató en el minuto 89 tras sumarse al ataque y en un centro al área controlar y rematar con un tiro cruzado. Pero previo al gol del inglés, y posterior al gol del empate, hubo dos jugadas en las que Rowe derribó al atacante taurino y el árbitro no marcó penalti en ninguna de las acciones. Eso provocó la furia del técnico Marsch, que se fue expulsado.

La repartición de puntos, alarga la recha del Galaxy a ocho partidos sin derrota y a seis encuentros sin descalabros para los Red Bulls.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:MLSLA GalaxyNew York Red Bulls

Más contenido de tu interés