null: nullpx

Ante la mirada de Pep, Maxi Morález orquestó goleada de NYCFC con magistral hat-trick de asistencias

El argentino vistió la ‘10’ de los Cityzens con categoría y lució con pases de gol para el rumano Mitrita y el brasileño Héber, y además firmó un golazo.
7 Jun 2019 – 9:22 PM EDT

Con la partida de David Villa de New York City FC para la temporada 2019, se habló bastante de que mucho más de la responsabilidad ofensiva pasaría por los pies de Maxi Morález.

El jueves por la tarde, con Pep Guardiola en el palco junto a Claudio Reyna, el enganche surgido de las juveniles de Racing no defraudó y dio un espectáculo con un hat-trick de pases para gol y anotando un golazo que llevaron a NYCFC a golear 5-2 a FC Cincinnati, y con ello se alargó la racha invicta de los Cityzens a una decena de encuentros.


Desde el arranque el partido se vio abierto para que ambos llegaran con claridad, pero el contundente ‘punch’ de la mano de las asistencias de Maxi, le dieron rumbo definitivo al duelo en menos de 20 minutos con dos goles a favor de los neoyorquinos.


En el primero, el argentino le puso en bandeja de plata la anotación al rumano Alexandru Mitrita. Y en el segundo, filtró un pase milimétrico entre líneas para el gol que terminó firmando el brasileño Héber.


A la media hora ya era goleada con el gol marcado por Ismael Tajouri-Shradi.


Para ese momento la loza se veía pesadísima para Cincy, que es último general y que llegaba al Yankee Stadium con una racha de tres derrotas consecutivas. Sin embargo, más obra de la casualidad y de un error del arquero neoyorquino que de fútbol del visitante, el ‘benjamín’ logró acortar con autogol de Héber poco antes del medio tiempo.


NYCFC no se confió, y al inicio de la parte complementaria pusieron el juego en la congeladora con otro magistral pase para gol del ‘10’, y una nueva definición de Héber para lavar su error y registrar su primer doblete en la MLS.


Para cuando Cincinnati se acordó de volver a jugar, ayudado nuevamente por la diosa fortuna, maquilló por un instante el resultado con otro autogol, esta vez marcado por el nigeriano Sebastien Ibeagha.


Los dioses del fútbol le dieron premio al mejor futbolista de la tarde, y con paredes en el área de Cincy, Maxi se dio el lujo de firmar un golazo como cereza en el pastel a su enorme actuación.

Con las tres asistencias, Morález llegó a nueve en la temporada, colocándose como sublíder en ese departamento a tan solo una del mexicano Carlos Vela.

RELACIONADOS:MLSNew York City FCFC Cincinnati

Más contenido de tu interés