null: nullpx

Santos juega bien… pero ante Necaxa se confirmó como Rey del Empate

Los de ‘El Chepo’ nuevamente dejaron ir una ventaja y contra los Rayos acumularon su sexta igualada, cuarta consecutiva; reapareció Puch.
26 Feb 2017 – 09:40 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Quizás el equipo más regular y de menos altibajos de toda la Liga MX es el Santos Laguna de Torreón. Le dan confianza a varios chavos, salen jugando bien desde atrás, alinean a tres delanteros y su fútbol fluye, pero sencillamente no saben ganar.

La jugada del primer gol lagunero, como señaló Luis Omar Tapia en la narración, fue de consola de videojuego. Entre Djaniny Tavares y ‘Osvaldito’ Martínez tejieron un ‘tuya y mía’ que deshizo a la zaga necaxista para dejar solo al paraguayo, quien definió pinchando sutilmente la pelota como la gente grande.

La escuadra de José Manuel de la Torre de pronto quitó el pie del acelerador y esto dio respiro a la escuadra de Alfonso Sosa. En un gran movimiento de desmarque del chileno Edson Puch, Isijara lo vio y le filtró una precisa asistencia: aquel definió de media vuelta. Apenas lleva dos goles en el Clausura 2017.

Ya entrados en la segunda mitad, ambos equipos permanecieron en un estado de hostilidad latente. Es decir que buscaban ofender sin desprotegerse atrás. No obstante, al minuto 76 esa joven promesa del medio campo coahuilense llamada Ulises Rivas condujo y sirvió para Tavares, el cual quedó desmarcado para cortar hacia dentro y vencer con zurdazo la meta de Barovero.

La afición en ‘La Casa del Dolor Ajeno’ veía finalmente una victoria tras tres empates al hilo (Chivas, Cruz Azul y León). Pero a cinco minutos de los 90 reglamentarios un balón botando en el área de Jonathan Orozco fue pateado 'con tubo' por el argentino Maximiliano Barreiro y de este modo quedó establecida la paridad 2-2.

El puntito solamente sirve al Necaxa en lo anímico, pues permanecen en el antepenúltimo lugar de la clasificación general. Santos se mantiene en octavo lugar, invicto, pero incapaz de ganar.

Reacciona
Comparte
Publicidad