null: nullpx
Tigres

Pumas ni las garras metió, Tigres lo goleó 5-0 y avanzó a semifinales

Con una estupenda actuación de Gignac, que marcó tres goles, los de la UAdeNL enseñaron sus credenciales para aspirar al título del Apertura 2016.
27 Nov 2016 – 9:54 PM EST

Monterrey, MÉXICO.- La maquinaria pesada de Tigres funcionó a la perfección y la noche del sábado se impuso 5-0 (7-2 global) con claridad a Pumas y avanzó a las semifinales del Apertura 2016.

El fútbol de los de azul y oro se vio eclipsado ante el buen accionar de los hombres de Ricardo ‘Tuca’ Ferretti que equipararon el esfuerzo con la calidad y vencieron sin complicaciones.

Y claro ante una soberbia actuación de André Gignac que recuperó el olfato goleador y marcó tres veces.



Porque Guido Pizarro, Jesús Dueñas, Javier Aquino y Jurgen Damm funcionaron al dedillo desde el medio campo y no dieron espacios a sus contrapartes universitarias.

Les inutilizaron prácticamente a lo largo de los 90 minutos del partido. Baste decir que a través de los dos lapsos, Pumas no consiguió una sola jugada de peligro real sobre el arco de Nahuel Guzmán.


De nada les valió el empate de fuerza y garra que trajeron desde el Olímpico Universitario. Nunca pudieron hilar su juego a través de Pablo Barrera y Fidel Martínez, en tanto en la defensa se vieron superados por el peso específico del rival.

Como no podía ser de otra manera, si el triunfo de Tigres nació desde el medio campo lo terminó de coronar y de hacer espectacular el buen accionar de Gignac que luego de que no anotó en nueve partidos se despachó con un triplete.



Bien pronto, a los tres minutos, aprovechó un excelente servicio de Javier Aquino y de tres dedos marcó el primero del juego y del partido.

Todo lució perdido, para la causa de los de la UNAM, prácticamente desde ese instante. No tuvo ninguna especie de reacción y se fue diluyendo con los minutos.


El segundo tanto, un desafortunado autogol de Darío Verón a los 26', fue el acabose. Sin señales de juego o de garra, Tigres se hizo por completo del partido.

Pero sí el juego fue de los regios, el espectáculo fue de Gignac que fue anunciando sus intenciones con tiros, dribles, pases y jugadas hasta que terminó de afinar la puntería.

A los 75’, recuperó totalmente lo que no había enseñado en varios duelos y aprovechó un gran servicio de Damm para el 3-0.

Cuatro minutos más tarde, ahora conectando con su compatriota Andy Delort, hizo el 4-0. Definido el encuentro, Ferretti optó por sacarlo y salió ovacionado, y arropado por su afición.


Pero todavía hubo tiempo para más, Delort hizo el 5-0 definitivo a los 89’ y dejó claro que Tigres es un firme candidato al título. Ante Pumas, solo dio un golpe de autoridad y suficiencia.


RELACIONADOS:TigresPumas UNAM

Más contenido de tu interés