null: nullpx
Guadalajara

De la mano de Carlos Fierro y tras un gran error de Campestrini, Chivas venció 3-2 a Puebla

El Rebaño perdía 2-0 en el descanso, pero tras un segundo tiempo espectacular logró llevarse los tres puntos ante la Franja.
9 Abr 2017 – 01:06 AM EDT
Reacciona
Comparte

Chivas viene de atrás para ganar un partido de locura

Loading
Cargando galería

En una voltereta espectacular, Chivas venció 3-2 a Puebla con una gran actuación de Carlos Fierro.

Puebla se había ido al frente en el encuentro 2-0 tras un primer lapso muy serio y efectivo de la Franja. Pero Chivas despertó tras un segundo tiempo perfecto.

Cristian Campestrini terminó siendo el villano de la noche al encajar un increíble gol al minuto 93 tras una grave desatención en la salida del balón.

Apenas a los tres minutos, un error de Rodolfo Cota estuvo cerca de costarle a Chivas el 1-0, sin embargo el disparo de Patricio Araujo salió desviado.

La respuesta llegó 10 minutos después por parte de Chivas cuando Cristian Campestrini salvó a la Franja tras un disparo de Alan Pulido.

El cero se rompería a los 25 minutos cuando Federico González venció a Rodolfo Cota luego de una dubitativa salida del portero de Chivas.

Cuando Chivas seguía semi noqueado por el 1-0, Puebla dio el segundo golpe a los 31 minutos. Tras un córner, Edgar Dueñas se levantó y completamente solo anotó de cabeza el 2-0.

El Estadio Guadalajara quedó enmudecido en lo que era la gran sorpresa de la jornada.

Para el segundo tiempo Matías Almeyda movió sus piezas y metió a Orbelín Pineda y a Néstor Calderón para tener más la pelota y ser más explosivo por las bandas. Sin embargo, el show estaba puesto para que fuera Carlos Fierro del héroe del partido.

Ángel Zaldívar dio el primer susto luego de un remate de cabeza que falló cuando se encontraba completamente solo.

El segundo toque de atención lo generó Carlos Salcido con un cobro de tiro libre que se estrelló en el poste de Campestrini.

Pero la tercera sería la vencida. Alan Pulido, tras una gran jugada individual, venció al meta argentino con un disparo cruzado.

Chivas era una avalancha en ataque. Todo peligro del Rebaño pasaba por la banda derecha y por los pies de Carlos Fierro, un demonio en cada encare y en cada centro.

Así llegaría el empate. Fierro se internó por la banda derecha, se quitó a un rival y metió un centro cruzado que Osvaldo Centurión, al intentar despejar, acabó metiendo en su propia puerta.

El juego llegaba a su parte seria con el marcador 2-2, un resultado que en el papel era bueno para Puebla y malo para Chivas, pero que dadas las condiciones del juego eran todo lo contrario.

Sin embargo, lo mejor siempre llega al final. Al minuto 93, Cristian Campestrini quiso salir jugando con la pelota sin darse cuenta que atrás de él se encontraba Carlos Fierro. El atacante rojiblanco se avivó, le quitó la pelota al arquero y marcó solo a placer para el 3-2 definitivo.

Con este marcador, Chivas le quita el liderato general que Monterrey logró esta misma tarde y ahora deberá esperar un tropiezo del Toluca para ver si se queda con el primer lugar de la tabla.


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:GuadalajaraPuebla

Más contenido de tu interés