null: nullpx
Cruz Azul

Cruz Azul ya sabe lo que es vivir problemas porcentuales… y sabe salir de ellos

En 2005 Rubén Omar Romano rompió una malaria de resultados que tenía a la Máquina en problemas de descenso.
20 Feb 2017 – 3:52 PM EST

Cruz Azul vivió grandes contrastes a inicios del nuevo milenio. Mientras en 2001 alcanzaban la cima continental con la final de la Copa Libertadores y se convertían en la base de la selección mexicana de Javier Aguirre rumbo a Corea-Japón 2002, en Liga comenzaban con un declive que los llevó a estar en severos problemas porcentuales.

Tras la salida de José Luis Trejo, la Máquina experimentó uno de los peores momentos en su historia. Cruz Azul dejó de ir a liguilla, se olvidó de ganar partidos y sumó grandes rachas negativas con técnicos como Mario Carrillo, Enrique Meza y Luis Fernando Tena.


Todo trajo sus consecuencias y para finales de 2004, Cruz Azul estaba metido hasta el tuétano en problemas porcentuales. La Máquina llegó a ser penúltimo en el descenso a consecuencia de la suma de derrotas.

Han pasado 12 años desde aquella fatídica era celeste, recordada célebremente por el despido de todo el plantel en la era Mario Carrillo, instante angular de aquella pesadilla en Cruz Azul.


Hoy la Máquina vive un momento similar al de 2005. Si bien a finales de la década pasado e inicios de la que vivimos el Cruz Azul ha sido sumamente criticado por las finales perdidas, al menos los celestes podían presumir que eran un equipo que siempre peleaba liguillas y era candidato al título. Tras esa eta

La directiva cementera tomó la decisión de apostar por Rubén Omar Romano quien venía de hacer notables campañas con Celaya, Monarcas Morelia y Pachuca.


Romano renovó por completo la cara a la Máquina. Llevó a jugadores como Salvador Carmona, Gabriel Pereyra, Francisco Fonseca, Carlos Pavón y Juan Manuel Olivera. El resultado fue inmediato.

En aquel Clausura 2005 el equipo celeste fue eso, una máquina. Duró invicto siete jornadas ganando los primeros cinco partidos de manera consecutiva y después empatando dos; el saldo anotador fue impresionante para Cruz Azul pues marcó 17 goles y solo recibió seis.


Al estratega argentino le bastó un semestre para sacar a la Máquina de problemas porcentuales. En ese torneo alcanzó las semifinales, mismas que perdió frente a América.

Hoy Cruz Azul suma una seguidilla de malos resultados tal y como pasó antes de la llegada de Romano. Hoy el club celeste está a tan solo 12 puntos del último sitio de la porcentual, ubicándose en el lugar 14 de la tabla de cocientes.


RELACIONADOS:Cruz Azul

Más contenido de tu interés