null: nullpx
Guardianes 2020

Andrés Vaca | ¿Y cuándo se hablará del funcionamiento en el Clásico?

Han pasado días y solo se habla del intercambio de playeras, pero no del rendimiento de los equipos.
21 Sep 2020 – 02:57 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Han pasado dos días desde que terminó el clásico y lo único que leo, en mayor parte, es sobre la “polémica” que han provocado los jugadores del América y Chivas por quedarse platicando al finalizar el partido.

Más allá de lo que eso genere, me llama la atención lo poco -sino es que nada- que se habla del partido como tal; pareciera como si la acción de los jugadores hubiera tapado por completo el funcionamiento que reflejaron dentro del terreno de juego.

No leo un solo comentario de los aficionados del Guadalajara sobre el claro mano a mano que erró José Juan Macías contra Ochoa, al igual que el cabezazo que falló en una posición cómoda.

Dos situaciones claras donde, para el catalogado “futuro de México”, tendría que concretar. ¿En qué momento nos perdimos para dejar de hablar de eso? La plática de estos jugadores quedará atrás y se seguirá adelante, pero ¿cuándo empezaremos a exigirle a Macías? El aficionado de Chivas debería estar más preocupado por lo poco que generan en la ofensiva, que por las charlas que tengan algunos de sus futbolistas.

Y no sólo es tema de J.J. Macías, también de los pobres relevos que vienen desde la banca; mira que acudir a la 'Chofis' para cambiarle la cara a tu equipo es algo preocupante. Un tipo que cuando entró lo único que hizo fue cobrar las pelotas paradas, porque ni corrió, ni presionó, ni intentó hacer algo diferente para ayudar a su equipo. De hecho, hubo un momento en el que Macías le exigió que presionara, cosa que no debería de pasar: ese tipo de cosas se dan por sentado si estás jugando el clásico nacional y representas a Chivas.

Del otro lado creo que América también tiene muchas cosas que mejorar. Además, qué problema tendrá Miguel Herrera de cara al partido contra Cruz Azul: regresar a Viñas a la titularidad o poner a un Gio que despertó y -en teoría- estará conectado.

Para concluir me gustaría agregar, sobre el tema del intercambio de playeras y risas de los jugadores de América y Chivas, que va de la mano con la personalidad de cada uno. Hay personas que no les gusta perder ni en las canicas y hay otros que no sienten la menor incomodidad por saborear la derrota.

Seguro que Macías o Molina tienen conocidos jugando para el América, pero su personalidad y su odio a perder, no les permite quedarse platicando o reírse; es de cada quien y de la mentalidad de cada atleta de asumir la derrota.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés