null: nullpx
Atlético de Madrid

Álvaro Morata se estrenó en triunfo del Atlético sobre Villarreal

Luego de que le anularon par de dianas, el delantero español por fin anotó su primer gol como colchonero.
24 Feb 2019 – 01:04 PM EST

El triunfo por 2-0 del Atlético de Madrid sobre el Villarreal dio inicio a la cuenta como goleador rojiblanco de Álvaro Morata y supuso el fin de la hegemonía de conjunto amarillo, al que el Atlético llevaba siete partidos sin derrotar y no lo hacía como local desde la temporada 2013-14.

Los goles de Morata en la primera media hora de partido y de Saúl Ñíguez en la recta final rompieron la mala racha del Atlético ante un rival al que no vencía desde abril de 2015, cuando se impuso por 0-1 en El Madrigal con gol de Fernando Torres.

De las últimas cuatro visitas del Villarreal al Atlético, el conjunto castellonense había logrado dos triunfos (0-1 en abril de 2017 y 0-1 en diciembre de 2014) y dos empates (1-1 en el año pasado y 0-0 en febrero de 2016); y la última victoria rojiblanca como local databa de la temporada 2013-14, la del último título liguero rojiblanco, 1-0 con gol de Raúl Garcia.

Los precedentes, unidos a la previsible resaca rojiblanca tras el triunfo contra la Juventus en la Champions (2-0), ya que el Villarreal rotó a varios jugadores en el partido de Liga Europa contra el Sporting de Portugal (1-1) hacían que el encuentro fuera más peligroso del que podía dar a entender la situación clasificatoria de ambos conjuntos.

Pero en la tarde del Wanda Metropolitano emergió, por fin, su nuevo goleador, que había visto cómo sus anteriores goles, ante el Real Madrid y la Juventus, habían sido invalidados por el videoarbitraje; el primero por fuera de juego y el segundo por falta previa al tanto.

En su cuarta titularidad, el '22' del Atlético comenzó marcando sin premio, en una jugada en la que estaba en fuera de juego en la que volvió a demostrar que está fino en la finalización con un bonito remate cuando la jugada estaba invalidada.

Quince minutos después tuvo su opción en un saque de esquina ensayado. El francés Antoine Griezmann bombeó el balón para Saúl Ñíguez, que colgó el esférico hacia el corazón del área, donde entre varias piernas remató Morata, pero el meta Sergio Asenjo tocó el balón para enviar el balón a saque de esquina.

En plena avalancha rojiblanca, llegó el premio de Morata en una jugada largamente trabajada por el Atlético, que nació en el brasileño Filipe Luis, incluyó ocho pases, entre ellos uno al portero esloveno Jan Oblak, progresó por la banda derecha de la mano de Griezmann, y acabó en la izquierda, de nuevo para Filipe.

El centro del brasileño desde la parte izquierda del área y hacia atrás fue conectado con el pie izquierdo del punta madrileño para hacer el 1-0, su primer gol como delantero rojiblanco, el primero que logró celebrar sin epílogo que truncara su alegría.

El mismo Morata se burló de la circunstancia que le persiguió en sus anteriores goles llevándose la mano al oído, el gesto que hacen los árbitros cuando escuchan a sus compañeros del vídeo.

El 1-0 hacía revivir viejos fantasmas de remontadas amarillas en territorio rojiblanco, y el Villarreal se fue arriba. Gerard Moreno, ingresado en lugar del colombiano Carlos Bacca, dio un aviso, pero Saúl Ñíguez neutralizó sus intentos con el segundo tanto, elevando el balón por encima de la salida de Sergio Asenjo, para cerrar el encuentro y dar carpetazo a la pesadilla amarilla.

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.