null: nullpx
Opinión Deportes

Iván Kasanzew | La 'vela' de las críticas injustificadas

Ojalá sus detractores se den cuenta que ser número uno no se da todos los días.
5 Nov 2019 – 2:34 PM EST

Me resulta insólito, inexplicable y algo que acaricia lo ofensivo que muchos mexicanos no reconozcan a la gran figura del futbol de Estados Unidos, Carlos Vela.

Tras ser reconocido oficialmente con el premio MVP (Jugador Más Valioso) de la Major League Soccer (MLS), las redes sociales se inundaron con comentarios muy positivos, pero a la misma vez insultantemente negativos.

Carlos Vela fue el rey de la MLS. Con 34 goles quebró el récord goleador histórico en una temporada que ostentaba el venezolano Josef Martínez y llevó a Los Ángeles FC caminando a los Playoffs. Vela hizo historia esta campaña, algo que pocos han conseguido en una liga muy física y que ha crecido a pasos agigantados.

Hoy se puede decir que entró en la élite de grandes jugadores que han pasado por el balompié estadounidense como David Beckham, Cuauhtémoc Blanco, Marco Antonio Etcheverry, entre otros.

Si el MVP hubiera sido el 'Pity' Martínez, campeón de Copa Libertadores con River y que tuvo una campaña regular con Atlanta FC, los medios argentinos y la sus compatriotas hubieran celebrado juntos el galardón. Pero no fue el caso del llamado 'Charlie Candle', a quien muchos mexicanos no le perdonan que en lugar de brillar en Europa o en México lo haya hecho en el país vecino y rival futbolero, Estados Unidos.

Existe una cultura de la crítica injustificada y despiadada de algunos mexicanos hacia la sociedad, los políticos y los atletas y en este caso, hacia Carlos Vela.

Lo cierto es que el 10 del equipo angelino ha dejado bien en alto el nombre de México en los Estados Unidos. No le robó a nadie, no le mintió a nadie y trabajó con rigor para ser el mejor futbolista del torneo. Y hay que aplaudirlo.

Luego de recibir el premio MVP, el mismo Vela reconoció que les faltó como equipo para poder pelear por el título y que esta nueva faceta suya de líder es muy motivante pero al mismo tiempo sumamente exigente. Y tal vez está en ese aprendizaje que toma un poco de tiempo.

El nacido en Cancún es uno de los pocos futbolistas que cuando se pone frente a un micrófono dice lo que piensa, sin rodeos, sin tratar de desviar la atención con tal de que no se publique algo negativo sobre su persona. Su pureza en cómo maneja la pelota se traslada a las entrevistas y a su vida cotidiana.

Carlos Vela es un ejemplo de triunfo y ojalá algún día sus detractores se den cuenta que ser el número uno no se da todos los días.

RELACIONADOS:Opinión Deportes

Más contenido de tu interés