null: nullpx
Liverpool

Ese hereje diabólico llamado Jürgen Klopp que está revolucionando al fútbol

El técnico del Liverpool no suele morderse la lengua y ha llegado a declarar que “ha visto basura en la Champions League”.
15 Oct 2016 – 09:54 PM EDT

“¿Qué es ‘tener nivel de Champions League’? Yo vi un montón de partidos basura a nivel de Champions League”, declaró el volcánico estratega alemán cuando algún periodista intentó minimizar a su Liverpool por jugar la Europa League y no la Champions. Iracundo, eufórico, explosivo; carraspeando dientes y clavando su mirada de halcón sobre su presa a través de esos lentes con mica al estilo de los años sesenta, así va siempre directo Klopp.

En la Bundesliga, halló la fórmula mágica para detener el avance del Bayern Múnich sin gastarse millonadas fichando futbolistas. A los bávaros les arrebató dos títulos de liga y algunas copas, de esas llamadas ‘Pokal’; a nada estuvo de arrebatarles también una Champions League jugando todo menos basura. Tal fue su éxito en Alemania que el único modo en que el Bayern pudo deshacerse de su Dortmund fue arrebatándole a medio equipo a punta de billetazos.

Acaso el gigante alemán pudo tener a Götze, a Lewandowski y a Hummels. Pero nunca tendría a Klopp porque Klopp se marcharía de la Bundesliga antes que entrenar al archirrival de su amado Dortmund.

Se trata de un rebelde, de un radical anti-sistema al que siempre quisieron sentar en los banquillos más ricos de Europa como el del Santiago Bernabéu o el del Etihad Stadium. Pero clubes así son el sistema: y en la ideología de Klopp hay una fuerte inclinación a cuestionar el estatus-quo. Quizás por eso jamás entrenará escuadras con esa alquimia financiera para levantar plantillas desde cero usando solamente la chequera.

“Debemos construir nuestra propia escuadra y la base para esta escuadra es el equipo del año pasado. Para nosotros no es momento de cambiar al equipo entero, no hay razón para hacerlo. Absolutamente no”, declaró Klopp cuando la prensa le cuestionó por los escasos fichajes del Liverpool en vista de lo gastado por otros clubes ingleses.

En el balompié europeo contemporáneo ser rebelde implica entrenar y trabajar antes que fichar. Guardiola, Mourinho, Ancelotti, todos ellos técnicos exitosos cuyo común denominador es arribar a sus nuevos clubes con listas enteras de fichajes bajo el brazo. Klopp va tan a contracorriente que se arriesgó a tomar las riendas de los ‘Reds’ a mitad de temporada tras la salida de Brendan Rodgers. Un técnico de élite, del sistema, no asume riesgos y sólo toma clubes nuevos cuando sabe que tendrá el verano para tomar decisiones con calma.

La barba sin afeitar, los rubios cabellos desparramados según la aleatoria dirección de los brincos que pega desde el área técnica, los pantalones deportivos de nylon y los tenis para correr. La indumentaria de Klopp es la de cualquier técnico de liga dominical más que la de un estratega de nivel de Champions League.

¿Y qué es tener nivel de Champions League? Se preguntará Klopp. Este peculiar alemán, irreverente como él solo, responderá como respondió al inicio de este texto. Jürgen Klopp es un hereje diabólico que está revolucionando al fútbol.

RELACIONADOS:LiverpoolJürgen KloppReal Madrid

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.