null: nullpx
Costa Rica Primera

Equipos malditos III: el hechizo azul y blanco de Centroamérica

Pese a ser uno de los clubes más tradicionales de Costa Rica, el Cartaginés ya tiene más de 70 años sin un título local
19 Oct 2016 – 3:17 PM EDT

Un equipo cuyos colores son azul y blanco con nueve subcampeonatos al hilo suena a una historia conocida en México, pero en realidad, ocurre más al sur.

De hecho, esta maldición ha sido mucho más duradera, pues ya cumplió tres cuartas partes del último siglo, lo que hace ver la sequía de Cruz Azul como algo pequeño. Se trata del Club Sport Cartaginés, uno de los clubes más tradicionales de Costa Rica, pero cuyo último título de la liga local data del 12 de enero de 1941.

El equipo de la localidad de Cartago, a 24 kilómetros al sureste de la capital San José, venció en aquella ocasión en el último partido de la temporada al Herediano, que terminó tercero, lo que les aseguró la corona en un formato de round-robin, donde el Orión F.C. quedó segundo. Pero desde ahí, el Cartaginés ha sido subcampeón nueve veces, algunas de manera dramática.

Cartago fue la primera capital de Costa Rica, tras independizarse de España el 15 de septiembre de 1821, una ciudad donde la religión católica tiene un papel preponderante, pues ahí se encuentra la Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles, la principal del país, que rinde culto a la Virgen de los Ángeles y a donde acude anualmente la mitad de la población tica en peregrinación.

Precisamente la maldición del Cartaginés se atribuye a algo ocurrido en aquel templo: se cuenta que hubo jugadores que entraron montados a caballo, algunos borrachos, para celebrar aquel título de liga. Un sacerdote habría dicho que el equipo no volvería a ser campeón hasta que muriera el último de los futbolistas de aquel equipo. Incluso hay otra teoría, menos reconocida, que dice que bajo su cancha se enterró una muñeca diabólica.

Su estadio, el José Rafael "Fello" Meza, honra a la gran figura y campeón goleador de aquel último cetro, un joven que entonces tenía 20 años y que jugó en México para el Unión Deportiva Moctezuma de Orizaba y el Atlante en los años 40. El graderío lleva su nombre desde 1973 y falleció en 1988.

El último futbolista campeón con el Cartaginés murió en 2012. Los “brumosos” llegaron a la Final del torneo Verano 2013, donde enfrentaron al Herediano. La victoria en el partido de ida, celebrado en su casa, ilusionó a su afición al grado de creer que la maldición finalmente estaba conjurada.

Pero en la vuelta, en Heredia, las cosas no salieron bien. Víctor Núñez marcó dos goles en el tiempo regular y forzó la prórroga. Ahí, Yendrick Ruiz puso el tercero para el Herediano, pero el Cartaginés no bajó los brazos y al minuto 109 Andrés Lezcano anotó el 3-1 y con ello el marcador global se igualó 4-4.

Penales.

En el tercer turno, Randall Alvarado falló por los "brumosos", pero todos los "florenses" acertaron. Herediano ganó 5-4 y se llevó la corona.

Sólo como un dato curioso: ese partido se jugó el 25 de mayo de 2013, un día antes de aquella Final de la Liga MX en la que América le arrebató un título que parecía ya dado al Cruz Azul, como si los tonos blanquiazules estuvieran malditos, al menos, por esa semana.

Ni siquiera la partida de todos los campeones de 1940 ha terminado con la maldición. Aún. El Cartaginés marcha momentáneamente en el tercer lugar del torneo Invierno 2016, detrás del Herediano y el Saprissa, y acaba de derrotar el pasado fin de semana al Alajuelense en su casa, lo que no había logrado en 18 años, una alegría para los de la “vieja metropoli” que aún espera la felicidad de alzar la copa de campeón nacional.


RELACIONADOS:Costa Rica Primera

Más contenido de tu interés