null: nullpx
Argentina

Brasil sacará al ‘Dragón Chino’ ante Argentina para olvidar el 7-1 de Alemania

Paulinho del Guangzhou, Renato Augusto del Beijing y Gil del Shandong son los favoritos del técnico Tite para frenar a Messi y a su Albiceleste.
7 Nov 2016 – 07:54 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Son los 'Made in China' del Brasil de Tite. Crédito: Getty Images.

Quizás la Súper Liga de China no sea la Premier, pero al menos sí tuvo suficiente plata para comprar a medio Corinthians de Sao Paulo. El Timão fue precisamente el equipo con el cual el actual seleccionador amazónico, Tite, conquistó la Libertadores en 2012, le ganó al Chelsea el mundial de clubes de la FIFA ese mismo año y además alzó el Brasileirao un año después.

Por eso, Tite se aferra a sus hombres de confianza aunque medio Brasil y medio mundo sigan preguntándose cómo es que el Pentacampeón sigue trayendo futbolistas de China para las mortíferas eliminatorias de la Conmebol. Se trata de Paulinho, Renato Augusto y Gil. Todos ellos jugadores de calidad probada que tomaron la controversial decisión de cambiar los suculentos cortes de carne de res brasileños o los platillos europeos por el puerco agridulce y las galletitas de la fortuna.

“El fútbol te da oportunidad de – no de cambiar la historia o de olvidarla-, pero sí de dejar una buena impresión después de aquel episodio que aconteció”, se refirió Paulinho al clásico contra Argentina a disputarse el jueves próximo en el Estadio Mineirao de Belo Horizonte. El Scratch no jugaba en ese estadio desde el “Mineirazo” de 7-1 que Alemania les propinó en el mundial del 2014.

Aferrarse a sus favoritos puede costarle a Tite si se obsesiona en hacerlos jugar el resto del proceso eliminatorio. Con ellos, Brasil logró dos victorias en los últimos dos partidos aunque aquéllos fueron encuentros contra Bolivia y Venezuela, los dos colistas de la tabla en Sudamérica y ya eliminados.

Paulinho, quien antes de arribar a la liga del poderoso gigante asiático jugó para el Tottenham de Londres sin mucha continuidad, incluso había perdido la esperanza de volver a vestir la Verdeamarelha. “No pensaba en la selección y prefería enfocarme completamente en el Guangzhou Evergrande”, dijo el moreno mediocampista, reconocido en México cuando el Guangzhou se deshizo del Club América con un doblete suyo el año pasado.

Visto lo visto, para frenar a Messi hay que intentarlo todo: alzar una Gran Muralla China o invocar el poder del Dragón Oriental.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:ArgentinaLionel Messi

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés