null: nullpx
Opinión Deportes

Paco Arredondo | Puebla femenil y el susto que provocó en todos lados

Paco Arredondo te revela todo sobre las situaciónes más polémicas alrededor del futbol mexicano.
1 Nov 2019 – 5:52 PM EDT

La joya que tienen los Tiburones de Veracruz, el juvenil portero Sebastián Jurado sólo habría solicitado en su demanda contra el club, el pago de los meses de salario que le adeudan, pese a que tenía la posibilidad de ingresar en su controversia la rescisión de su contrato que tiene por los próximos tres años.

En marzo pasado la directiva encabezada por el empresario Fidel Kuri Grajales y el arquero convinieron una extensión por 6 torneos, y se habría establecido una millonaria cláusula de rescisión y protección en caso de que exista interés de otro club por ficharlo, en concreto Jurado es por ahora la salvación financiera.

Aunque cabe recordar que mientras el cuadro veracruzano no liquide los 1.5 millones de dólares que ordenó FIFA le sean cubiertos al defensa argentino Matías Cahais, por el concepto de salarios vencidos, está imposibilitado de hacer cualquier negociación de compra o venta de jugadores.

Resulto extraño hasta cierto punto que Jurado se haya reservado pedir su rescisión de contrato, ya que con esa opción se podría contratar como jugador libre, pero, así como el portero en la mayoría de los 41 jugadores del primer equipo, Sub-17, sub-20 y femenil, tampoco hicieron valida la alternativa y sólo 4 si aplicaron el Reglamento de FIFA.

En la audiencia de este miércoles ante la Comisión de Controversias no hubo acuerdo entre los jugadores y el club respecto a los adeudos, por ello, el área jurídica de los escualos solicito hasta el fin de semana para poder ingresar los documentos para comprobar desde su perspectiva los adeudos que tienen con los y las futbolistas.

ASUSTADO…

Así llego a su comparecencia Pablo Edgar Villa, quien fue el cuarto oficial en el partido de la L iga Femenil MX entre Puebla y Cruz Azul, luego de las acusaciones de las futbolistas de la Franja, quienes habría denunciado supuestas faltas de respeto de parte del colegiado al momento de revisar sus uniformes.

La queja fue presentada en redes sociales por la capitana María José López, sin antes consultar a su directiva, de hecho, el área de comunicación social del club se enteró hasta que vieron la publicación en la cuenta de Twitter, pero sin conocer a profundidad lo que realmente había sucedido.

Villa argumento que siempre estuvo a 2 o 3 metros de las jugadoras, además durante el protocolo de revisión, siempre estuvieron presentes el técnico de las poblanas Jorge Gómez y el comisario del partido, y todos quedaron sorprendidos por las acusaciones.

El silbante también explico que jamás hubo ningún tipo de acercamiento, ni toqueteo, ni acoso, lo cual fue ratificado por María José López, y ya con estos argumentos se determinó que no existía delito que perseguir.

RELACIONADOS:Opinión DeportesPueblaVeracruzLiga MX (Apertura)

Más contenido de tu interés