null: nullpx
Pittsburgh Steelers

¿Podrán Pittsburgh y Green Bay honrar las coincidencias y reeditar el Super Bowl XLV?

Steelers y Packers son los equipos más embalados de los playoffs y buscarán reencontrarse en el ‘Súper Domingo’ como ocurrió hace seis años.
12 Ene 2017 – 06:36 PM EST
Reacciona
Comparte
¿Roethlisberger y Rodgers se volverán a ver las caras en un Super Bowl? Crédito: Getty Images

Por Luis Óscar Rosas | @luigitotti

A escasos días del arranque de los Ronda Divisional de los Playoffs, Pittsburgh y Green Bay llegan como los equipos más embalados de la temporada con ocho y siete triunfos consecutivos respectivamente, aspecto que los ubica entre los favoritos a disputar el Super Bowl LI del próximo 5 de enero en Houston, TX.

Estas dos franquicias ya saben lo que es enfrentarse en el Juego Grande, encuentro que se vivió hace seis años, curiosamente también en el estado de Texas, cuando chocaron en el Super Bowl XLV celebrado en el AT&T Stadium donde los Empacadores derrotaron 31-25 a los Acereros en Arlington.

Más allá de la casualidad de que el siguiente Super Tazón se volverá a jugar en tierras tejanas, haremos memoria para recordar otras similitudes que existen entre aquella Temporada 2010 y la presente campaña.

Para empezar la temporada de aquel año los Rams tuvieron la primera selección global del Draft donde, el equipo entonces en St. Louis, eligió al quarterback Sam Bradford. En abril los Rams, ahora de Los Ángeles, escogieron al QB Jared Goff con el pick N°1.

Previo al arranque de la campaña 2010, dos leyendas de la NFL fueron inducidas al Salón de la Fama de los Profesionales: el WR Jerry Rice y el RB Emmitt Smith, líderes absolutos en yardas y touchdowns en sus respectivas categorías.

Antes de la pasada pretemporada, Brett Favre entró al Hall of Fame de Canton, Ohio, histórico mariscal de campo que durante varios años sostuvo el récord de más yardas y TDs para un quarterback, superado apenas por Peyton Manning quien se retiró recientemente.

La postemporada de la campaña 2010 contó con la presencia de New England, Kansas City y Pittsburgh en la Conferencia Americana. Por la Nacional, estuvieron Atlanta, Seattle y Green Bay. Estos seis equipos volvieron a avanzar en el actual campeonato de 2016.

En la temporada de hace seis años, los Patriots terminaron como el sembrado N° 1 de la AFC con récord de 14-2. Los Pats repitieron posición y récord este año. El sembrado N° 1 de la NFC fueron los Falcons con marca de 13-3, misma que lograron los Dallas Cowboys esta campaña.

En 2010, los Steelers fueron líderes de la División Norte de la AFC con récord de 12-4 y los Packers avanzaron como equipo comodín de la NFC Norte con récord de 10-6.

Este año Pittsburgh volvió a salir campeón divisional pero con marca de 11-5 y Green Bay repitió su récord de 10-6 aunque esta vez sí se llevó el liderato de su división.

Ese 2010, dos de las derrotas de los Steelers fueron en uno de los clásicos contra Baltimore y como locales ante Nueva Inglaterra, tropiezos que se repitieron este año ante los mismos equipos. Por su parte, hace seis años los Packers cayeron en sus visitas a Washington y Atlanta, situación que volvió a ocurrir esta campaña.

Aquella ocasión los Acereros derrotaron a un equipo de la AFC Este (24-19 a los New York Jets) en Heinz Field para llegar al Super Bowl. Ahora acaban de eliminar a los Miami Dolphins 30-12 también jugando en su casa.

Entre tanto, los Empacadores superaron en el ‘Wild Card’ a un equipo de la NFC Este (21-16 a los Philadelphia Eagles) y apenas el domingo pasado echaron a los New York Giants por paliza 38-13 en la misma fase.

Este domingo 15 de enero se cumplirán seis años exactos de los juegos de Ronda Divisional donde Pittsburgh y Green Bay lograron su pase a las Finales de Conferencia, hazaña que buscarán repetir con los Packers visitando al sembrado número uno de la NFC como aquella ocasión.

Otro aspecto a destacar es que en la campaña 2010, tanto Ben Roethlisberger como Aaron Rodgers cerraron la temporada regular en gran forma ganando siete de sus últimos 10 juegos rumbo a los playoffs. La distinción con este año es que ambos han ganado de forma ininterrumpida esos siete encuentros y son los quarterbacks más enrachados de la actual postemporada.

Un factor a considerar es el notable crecimiento estadístico que ambos quarterbacks proyectaron de esa temporada hace seis años en comparación con la que acaba de terminar. El ‘ Big Ben’ lanzó 3200 yardas, 17 anotaciones y 5 intercepciones completando el 61.7 por ciento de sus pases en 2010. Este curso lo terminó con 3819 yardas, 29 touchdowns y 13 cambios de balón, completando el 64.4 por ciento de sus envíos.

Rodgers no se quedó atrás pues de lanzar 3922 yardas, 28 anotaciones y 11 intercepciones con 65.7 por ciento de efectividad hace seis años. En este 2016 acabó con 4428 yardas, 40 touchdowns, solo 7 intercepciones e idéntico porcentaje de efectividad de completos con 65.7 por ciento.

No será fácil ni para Steelers ni para Packers deshacerse de los complicados Chiefs y Cowboys respectivamente, pero de lograrlo, estarían a solo un juego de alcanzar el Super Bowl LI donde jugarían un campeonato de revancha, seis años después, otra vez en Texas, con el favoritismo de los expertos pero esta vez en la cúspide de sus carreras.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés