null: nullpx
NFL

El origen de la tradición del Thanksgiving Day y la NFL

El último jueves de noviembre en EEUU no solo la familia se congrega a comer pavo sino a ver futbol, pero ¿por qué?
28 Nov 2019 – 8:04 AM EST

Pensar en el Thanksgiving Day (Día de Acción de Gracias) en nuestros tiempos nos remite recrear en nuestras mentes una mesa repleta de familiares y amigos reunidos para degustar un delicioso pavo, bebidas calientes y otros manjares mientras en el televisor se proyectan partidos de la NFL como un complemento perfecto. Y así es, pero les contaremos cuál es el origen de todo.

Cabe recapitular, para entender mejor el contexto de la fusión del día con el deporte y todo aquello que se hace, qué es el Thanksgiving Day, cómo nació y cómo se relacionó con el futbol americano.

Se trata de una fiesta nacional celebrada en Estados Unidos que inició como un día de agradecer a Dios por la bendición de la cosecha, que se convirtió en tradición en la Unión Americana y ocurre el último jueves de noviembre, en el que se reúnen la familia y los amigos para compartir los alimentos, generalmente una cena, en la que se convierte en un gran acompañante el futbol americano de la NFL.



El primer equipo en involucrarse con esta tradición fueron los Detroit Lions, un equipo que recién se había mudado de ciudad y que necesitaba un ‘boom’ para echar raíces en su nueva sede. Los Lions empezaron la tradición de entrar al terreno de juego en Thanksgiving Day desde hace 85 años, gracias a una estrategia de su propietario, en aras de posicionar al nuevo equipo en la Ciudad Motor.

En 1929, cinco años después de su fundación en Ohio, bajo el nombre de Portsmouth Spartans, decidieron que esa localidad no era lo suficientemente grande como sustentar un equipo profesional en la naciente NFL, por lo que George A. Richards, dueño de una estación de radio de Detroit, compró a los Spartans y se los llevó a Detroit en 1934.

Un reto, llegando a Detroit, era competir con la popularidad de los Detroit Tigers, quienes por ese entonces contaban con Hank Greenberg como su gran estrella, remplazando las glorias de Ty Cobb en las Grandes Ligas, aunque cierto es que ayudaba que las temporadas de ambos deportes chocaban algunos meses y no enteramente.



Durante la temporada 1934, la multitud más grande que los Lions atrajeron a su estadio fue de apenas 15 mil personas y desesperados por entusiasmar a Detroit con su incipiente franquicia, Richards tuvo la idea de jugar un partido el Día de Acción de Gracias.
Gracias a la influencia de Richards en el ámbito de la radio, con su estación, la WJR, una de las emisoras de mayor alcance en EEUU, hizo labor de convencimiento con la NBC para transmitir el partido en Thanksgiving Day, y de manera inusitada, el evento resultó en todo un éxito. Los Lions se midieron a los Chicago Bears.

El estadio de Detroit registró un lleno en sus 26 mil asientos y los Lions tuvieron que sellar los accesos ante la demanda de entradas, y pese a que los Bears ganaron 19-16 aquel juego, y desde entonces, la tradición se mantuvo, por lo que los Lions han jugado en Thanksgiving.



No fue sino hasta 1966 que los Dallas Cowboys se subieron a este tren. En medio de la creciente popularidad del que habría de llamarse ‘America’s Team’ (Equipo de Estados Unidos), el gerente general del equipo en ese entonces, Tex Schramm, considerado como un genio del marketing, cuyo máximo logro fue la creación del grupo de animadoras llamado las ‘Cowgilrs’ o ‘Vaqueritas’, tuvo una idea.

Schramm vio el juego del Día de Acción de Gracias como una excelente plataforma para darle al equipo de la estrella solitaria publicidad nacional. A pesar de la baja expectativa que tenían sobre la popularidad del partido, la NFL garantizaba al equipo una porción del ingreso de entrada en caso una baja asistencia, de que nadie comprara boletos, pero los aficionados sorprendieron al imponer un récord de 80,259 espectadores llenando el Cotton Bowl.

Los Cowboys ganaron aquella vez 26-14 a los Cleveland Browns, y una segunda tradición se impuso en el Día de Acción de Gracias. Desde 1966, Dallas solo no jugó dos veces en Thanksgiving, en la década de los setenta, y en 2019 acumulan 41 años conseucitvos formando parte del menú del emparrillado en dicha festividad.



Y para hacer aún más grande el festejo, la NFL decidió añadir un tercer partido a la cartelera del Thanksgiving Day, y a diferencia de los dos que le anteceden, en los que siempre juegan en casa Lions y Cowboys, los rivales son itinerantes y año con año cambian.
En 2019, la triple cartelera del Día de Acción de Gracias arranca a las 11:30 en Ford Field los Chicago Bears visitan a los Detroit Lions, mientras que a las 15:30 los Dallas Cowboys reciben en AT&T Stadium a los Buffalo Bills y por la noche, a las 19:20 en Mercedes-Benz Stadium, los Atlanta Falcons recibirán a los New Orleans Saints.

RELACIONADOS:NFLDetroit LionsDallas Cowboys

Más contenido de tu interés