null: nullpx
NFL Blogs

Dan Fridman: Nick Foles / Sam Bradford, el cambio maldito

Los Rams y los Eagles tienen las primeras dos selecciones del próximo Draft de la NFL.
20 Abr 2016 – 08:31 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Amigos de NFL.com/Español, hace menos de una semana teníamos a los Tennessee Titans y a los Cleveland Browns como los dos primeros equipos que seleccionarían en el Draft 2016 de la NFL, esa realidad ha cambiado por completo.

Primero fueron los Los Angeles Rams, quien negociaron con los Titans para obtener la primera selección global y luego los Philadelphia Eagles, quienes elegirán segundos tras llegar a un acuerdo con los Browns.

Por ello, prácticamente es unánime la opinión de que serán dos quarterbacks los primeros nombres que pronuncie públicamente el Comisionado Roger Goodell el próximo jueves 28 de abril en el Auditorium Theatre de Chicago, Illinois.

Y esos dos nombre serán, salvo una sorpresa de dimensiones monumentales, Jared Goff y Carson Wentz, el primero de la Universidad de California y el segundo de North Dakota State, el orden en que ambos jugadores pasen al escenario con gorras de los Rams y los Eagles es aún una incógnita.

Hace un par de años los quarterbacks titulares de estos dos equipos eran Sam Bradford por los Rams y Nick Foles por los Eagles, ambos eran en su momento considerados los pasadores estelares que llevarían a ambos equipos a altos bríos.

Ese proyecto terminó justo el mismo día para ambos equipos ya que el 10 de marzo del 2015, los Rams cambiaron a Bradford y su selección de quinta ronda de aquel 2015 a los Eagles por Foles junto con elecciones de cuarta ronda en 2015 y de segunda ronda en 2016.

No pretendo confundirlos aún más, pero la mencionada selección de segunda ronda en 2016 que obtuvo el entonces equipo de St. Louis por el trueque Bradford/Foles es ahora parte de los Picks que ellos mismos cedieron a los Titans para eventualmente, ocupar el lugar de Bradford, que obtuvieron en ese cambio, con un quarterback que se apellida ya sea Goff o Wentz.

Para ponerlo de otra manera aún más complicada, los Eagles, en un par de años, pasaron de tener a Foles, a cambiarlo con una compensación, para tener a Bradford, usarlo un año y dar una compensación aún más grande para conseguir de inmediato a su eventual reemplazo. El nuevo equipo del Sur de California dejó ir a Bradford para conformarse con Foles y una compensación, misma que usaron tras un año junto con un paquete enorme de Picks que obtener al eventual sustituto de Foles.

¿Cómo explicar toda esta locura de pérdida de selecciones y proyectos en solo un año?

El cambio de Sam Bradford por Nick Foles debe ser considerado uno de los más inútiles en la historia de la NFL, además es la mejor muestra de la falta de paciencia en muchos equipos de la liga, un proyecto para obtener una ayuda milagrosa tuvo un año de duración, Philadelphia ya corrió a Chip Kelly y el equipo de Doug Pederson quiere a su nuevo líder que los lleve por fin a ganar un Super Bowl en la “Ciudad del Amor Fraternal” y el nuevo equipo de Los Angeles no podía permitirse entrar a Hollywood sin una estrella para vender boletos en Beverly Hills y el proyecto de hace un año en la “Puerta al Oeste” puede enterrarse bajo el icónico arco que han dejado atrás.

Claro está que si los Rams y/o los Eagles obtienen de Goff o Wentz a su nuevo Norm Van Brocklin (que fue cambiado de Los Angeles a Philadelphia en 1958 y que fue quarterback campeón con ambos equipos) todo este camino habrá valido la pena.

De lo contrario, que suele ser lo más probable, es tiempo de que los leales fanáticos de estos dos equipos empiecen a prepararse para un futuro muy parecido a la mayoría del pasado de ambas franquicias, el de la mediocridad.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés