null: nullpx
Atletismo

Muktar Edris revalida su título mundial de 5,000 m

Etiopía logra el 1-2, con Muktar Edris y Selemon Barega, en los 5,000 metros del Mundial de Doha.
30 Sep 2019 – 3:48 PM EDT

El etíope Muktar Edris, letal en la última recta, revalidó su corona mundial de 5.000 metros con un tiempo de 12:58.85 por delante de su compatriota Selemon Barega y del canadiense Mohammed Ahmed, en una carrera en la que los hermanos noruegos Ingebrigtsen fueron "muriendo" sucesivamente.

Los Ingebrigtsen -Henrik, Filip y Jakob, de mayor a menor-, tomaron la salida con el propósito de presentar batalla a los africanos y acabar con el mito de su invencibilidad en el fondo.

Edris no estaba en la misma forma que en Londres, cuando dio buena cuenta del británico Mo Farah, que por primera vez desde 2005 ha faltado a la final de los Mundiales.

La final se presentaba más abierta que nunca, una vez que el etíope Yomif Kejelcha y el ugandés Joshua Cheptegei se inclinaron por correr el 10.000 en Doha.

Sin Mo Farah en pista, la carrera recuperaba el clásico duelo entre Kenia y Etiopía, con Uganda a la expectativa y la rara presencia de los tres "intrusos" noruegos.

El tirón de Barega a siete vueltas del final pareció dejar cortados a Jakob y Filip -Henrik se había quedado mucho antes-, pero el grupo se recompuso. Arriba quedaron ocho africanos y dos

noruegos, pero Filip se retiró en el penúltimo giro.

Jakob, el último superviviente de la terna familiar, osó tirar con fuerza en la penúltima curva y abrió un par de metros en cabeza con respecto a sus rivales, pero lo pagó caro en la recta, donde

surgieron los etíopes para restablecer el orden, mientras por detrás Jakob se derrumbaba, exhausto, sobre la línea de meta después de acabar quinto.

Beatrice Chepkoech dominó los 3,000 metros con obstáculos

La atleta Beatrice Chepkoech dio a Kenia su tercera corona en la prueba femenina de 3,000 metros obstáculos mediante una escapada en solitario desde la primera vuelta.

Chepkoech venció con un tiempo de 8:57.84 y por detrás la estadounidense Emma Coburn, defensora del título, tuvo que conformase con la plata en 9:02.35, por delante de Gesa Felicitas Krause, que hizo récord nacional con 9:03.30.

Estados Unidos hizo doblete hace dos años en Londres con Emma Coburn y Courtney Frerichs y las dos estaban otra vez en la pelea por la corona de obstáculos, pero la gran favorita era Chepkoech,

plusmarquista mundial con 8:44.32 y líder del año con sus 8:55.58.

Chepkoech saltó con el disparo de salida y se fue sola por delante, abriendo un hueco de 20 metros con respecto a las demás en la primera vuelta. A partir de ahí fue regulando para mantener una distancia de seguridad.

En el top 10 de los 100 metros planos dominan EEUU y Jamaica

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:Atletismo

Más contenido de tu interés