null: nullpx
Opinión Deportes

Geo González | Alexa Moreno, entre ignorancia y crueldad

Los llamados estereotipos suelen nublar la razón de quienes no saben, no quieren o no pueden crecer.
15 Oct 2019 – 1:40 PM EDT

La ignorancia y la crueldad aliadas son el camino directo a la discriminación en cualquiera de sus facetas. #Geoverbio popular

Cuando Alexa Moreno aparecía en la final de gimnasia de los Juegos Olímpicos De Rio la ignorancia y crueldad fueron implacables.

Su estatura, su complexión, su apariencia provocaban a quienes en la inopia del deporte y la crueldad de la discriminación no saben cómo recibir lo que tienen ante sus ojos, una retahíla de insultos y descalificaciones.

Los llamados estereotipos suelen nublar la razón de quienes no saben, no quieren o no pueden crecer culturalmente.

Desde hace muchos años, el biotipo en la gimnasia ha venido cambiando, por ejemplo, en la época de Vera Caslavska (los sesenta) la complexión de la atleta era una y la que siguió con Korbut y Comanecci, los setenta, dio un giro radical porque la gimnasia también lo dio.

Mayor acrobacia, flexibilidad y fuerza desarrollaron y exigieron biotipos y complexiones distintos.

Cuando en Atlanta '96 Mary Lu Reton se llevaba la gimnasia de los Juegos, el biotipo era distinto al de Nadia.

Ahora que la gimnasia ha ido privilegiando lo acrobático sobre lo artístico y plástico, atletas de la excelencia física, técnica, armónica, acrobática y de gran velocidad y potencia, de Simone Biles, dominan el deporte de la gimnasia.

En las competencias seguimos viendo la diversidad de razas -europeas, latinas, afroamericanas, asiáticas- es decir, que si ojo rasgado, que si pelo chino oscuro, pelirroja de piel blanca, que si morena y latina, pero todas aquellas que se meten a finales en Juegos Olímpicos y que luchan por medallas cumplen con el fisico que el deporte requiere para su dominio, especialmente en cada aparato.

El salto, antes conocido como salto a caballo, combina velocidad, potencia, explosividad y coordinación; no ser muy alta es un plus. Alexa tiene todo eso.

Simone Biles, la mejor del mundo, mide 1.49 metros y pesa 55 kilogramos. Alexa mide 9 centímetros más y Shallon Olsen 9 más que Alexa, pero ninguna llega al 1.63 de Nadia Comanecci.

La presencia de Alexa en una final olímpica o en campeonatos del mundo no es una novedad.

El 2 de noviembre del 2018 en Doha, durante la final por aparatos del campeonato mundial, Alexa cumplía su quinto mundial y su cuarta final.

Brenda Magaña, Elsa Garcia y Yessenia Estrada también habían pisado esa misma instancia. En el medio de la gimnasia nacional siempre se dijo que Alexa en una final de salto es posibilidad de medalla.

La vez anterior, Alexa realizó un primer salto de 15 puntos. En el segundo quedó corta en el aterrizaje y las penalizaciones la mandaron fuera del pódium.

Esta vez estaba tranquila, "fuerza y técnica" se dijo Alexa. Eligió resorte mortal al frente extendido con un giro y medio, dibújelo en su mente y trate de no caer de trompa, rabadilla o cuello, ¿la nota? 14.60.

El segundo salto, Tsukahara con doble giro -ese ni lo imagine también es dificilísimo- ¿la nota? 14.50, promedio 14.508.

Simone Biles se llevó la prueba promediando más de 15 puntos. La canadiense Olsen, campeona defensora, tuvo fallas en sus saltos y los rescata. Al final supera a la mexicana por .008 que seamos honestos solo los jueces sabrían diferenciarlo.

De esa manera, Alexa Moreno daba a la gimnasia femenil la primera medalla en la historia, justamente detrás de dos campeonas del mundo y cumpliendo a cabalidad con el biotipo, la fuerza, la técnica y la acrobacia que exige el deporte, su deporte.

Dígame, ¿vamos a seguir estereotipando, etiquetando, discriminando por estatura, apariencia, peso y edad, así con crueldad, con ignorancia? ¿O mejor celebramos que el deporte da cabida, que no discrimina por apariencia, que el deporte solo cobra cuando no se tiene disciplina, entrega, honestidad, tenacidad, talento? Y todo eso lo tiene Alexa.

SALIDA CON MORTAL AL FRENTE

Un año después en octubre de 2019, Campeonato Mundial de Gimnasia en Stuttgart, Alexa lograría la plaza olímpica para Tokio 2020.

¡Ah! Por cierto, el cuarto lugar en aquel Campeonato Mundial del 2018 fue para Oksana Chusovitina 1.53 metros 44 kilos y 43 años de edad.

¿Verdad que cabemos todos?


RELACIONADOS:Opinión Deportes

Más contenido de tu interés