null: nullpx
Más Deportes

De la imaginación de la radio, a la virtualidad de los eSports

La tecnología en la comunicación no cesa de desarrollarse y crea nuevas plataformas.
13 Abr 2020 – 08:03 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Desde la radio hasta los videojuegos, los eSports cambiaron para siempre la forma en la que vivimos los deportes, pues se puede ser un experto virtual. Crédito: TUDN

Desde el nacimiento de la radio hasta nuestros días, la comunicación ha cambiado mucho, por la tecnología, por el desarrollo y por la evolución del deporte mismo a partir de la forma en la que se transmite a nivel mundial.

La radio continuó la difusión de los diarios que ya hacían una labor titánica compartiendo crónicas, análisis y fotografías, pero con la tardanza mínima del día anterior, cuando era posible, sino es que más.

La radio lo cambió todo en Estados Unidos desde el 2 de noviembre de 1920, cuando la KDKA de Pittsburgh se estrenó como la primera radiodifusora de ese país, ahora la voz podía escucharse al mismo tiempo que los eventos sucedían.

Casi diez años después, nació en México la XEW, ‘La voz de la América Latina desde México’ con una transmisión desde la la planta alta del Cine Olimpia para abrir la radio comercial en la República Mexicana.

Ahora la imaginación hacía maravillas, los relatos de las radio novelas empezaban a emocionar a sus escuchas, las noticias de pronto se convirtieron en la forma más inmediata de enterarse de los acontecimientos nacionales y poco después, los deportes tomaron un lugar preponderante en la afición ávida de saber más sobre sus héroes deportivos.

Así surgieron grandes héroes del micrófono en habla hispana, como Alonso Sordo y Paco Malgesto narrando las corridas de toros y demás eventos deportivos o como Pedro ‘Mago’ Septién quien fue conocido locutor con amplio conocimiento de todos los deportes y especializado en el beisbol de las Grandes Ligas.

Para los años 70, la llegada de los transistores popularizó aún más la distribuciones de aparatos radiales, que a pesar de que la televisión ya existía en su nicho propio, era la dueña de todos en el auto, en los mercados, en fin, tanto en casa como fuera de ella.

Mientras la televisión evolucionó, el entretenimiento también lo hizo. A través de la radio y la televisión para quienes tuvieran acceso a estos aparatos, vivieron de lo que el aire les transmitía a la ’pantalla chica’ o la cajita de transistores.

En los años 70, los videojuegos irrumpieron en las casas, y apareció Atari con Pong, un juego parecido al tenis de mesa que con dos barras móviles los jugadores respondían rebotando una pelota digital.

Luego aparecieron los juguetes digitales de bolsillo, que con pantallas de cristal líquido utilizaban la tecnología de los relojes para encender ó apagar zonas prediseñadas en el orden de las instrucciones que se le daban con los controles y que alimentaban a los procesadores de circuitos integrados que eran conjuntos cada vez más complejos de transistores.

Luego aparecieron más consolas de videojuegos, en una competencia que se dirigía a los más chicos de casa. Atari creaba cada vez juegos más complejos, y ahora, también aprovechaba la tecnología de la televisión a color, y pronto hubo más competencia, Commodore, Sega, Nintendo y todos fueron compitiendo en tecnología, presentación de juegos, algunos de acción, otros de estrategia y cada empresa formó su propio universo.


Pronto, la tecnología abrió más puertas, las computadoras también hicieron su parte entre los videojuegos y entre Apple y desarrolladores afines empezaron a montar plataformas en dos dimensiones para jugar, con monitores de más definición en tecnologías más avanzadas que una televisión, pronto sumaron a más adeptos entre los oficinistas.

IBM creó un sistema abierto que Microsoft aprovechó para poder entregar masivamente la oportunidad de que todas las familias poseyeran la tecnología de una computadora personal o PC, por sus siglas en inglés.


Después, llegó la internet, comunicación que a través de las líneas telefónicas y la decodificación de información gracias a un módem, conectaba los aparatos de punto a punto y así, se inició la revolución a distancia de la información, el entretenimiento, el trabajo y también, claro está, los videojuegos.

Poco a poco, la tecnología de conexión también avanzó, se hizo más rápida y al mismo tiempo la industria de los videojuegos también creó videojuegos más complejos y entre ellos, los que tuvieron competencia, de deportes, de estrategia, de enfrentamientos y nacieron los deportes electrónicos, los eSports.

De ahí en adelante las consolas fueron mucho más que entretenimiento, se transformaron en los novedosos nodos de competencia, las salas se convirtieron en arenas, estadios, pistas.

Todos los deportes tuvieron su nicho y engrosaron las filas de fanáticos, alimentaron de información a sus adeptos y separaron al aficionado ocasional del conocedor que después resultó ser experimentado virtual.

Surgieron las competencias locales, y después los campeonatos mundiales, con ellos, sus transmisiones y en ellas, sus ‘casters’, locutores que dan vida a las narraciones de cada enfrentamiento.

En cien años, pasamos de lo imaginario a lo virtual, intangible, pero real. ¿Cuál será nuestro siguiente paso evolutivo?

Reacciona
Comparte
Publicidad