null: nullpx
Más Deportes

Amor eterno: la lealtad en el deporte

Desde Kobe Bryant hasta Troy Aikman, pasando por Derek Jeter: aquí un recuento de deportistas que juraron amor eterno a un equipo a lo largo de su carrera.
15 Feb 2019 – 9:35 PM EST

El amor eterno: el más puro, el que más éxtasis da en un pase de 30 yardas, en un cuadrangular, en un triple de último segundo, pero también con el que más se sufre con una intercepción, con un guante milagroso o con un bloqueo.

Es el que más otorga, el que más quita, pero a final de cuentas, el amor más leal, la comunión definitiva entre un deportista y unos colores.

Hay leyendas que, más allá de sus logros en el deporte profesional, profesaron esta clase de amor a una institución, el eterno, el de un solo equipo a lo largo de su carrera profesional.

Son elementos que, con su amor profeso, hicieron que miles de fanáticos entraran en esa comunión especial, por mencionar a algunos como Jackie Robinson con los Dodgers (MLB), Barry Sanders con los Detroit Lions (NFL) o Terry Bradshaw con los Pittsburgh Steelers (NFL) y, por lo mismo, en este Día del Amor y la Amistad, hacemos una recopilación de jugadores que desarrollaron toda su carrera en un solo equipo.

Tim Duncan


El autor material de la llamada "última dinastía" de la NBA, la de los San Antonio Spurs. Si esta dinastía en verdad es aceptada, entonces Tim Duncan debe ser el artífice definitivo de la misma. Las Espuelas lograron dominio en una liga en la cual, tras el retiro de Michael Jordan, es difícil sobresalir. El equipo de Texas destacó y detrás de cada uno de los cinco anillos que tiene la institución está el "Big Fundamental".


Mariano Rivera

Se abre la puerta del bullpen y, de repente, se rompe el silencio en Yankee Stadium, un momento inquietante antes de que todo sea roto por la batería de Lars Ulrich. "Enter Sandman" y Mariano Rivera va a la lomita. El cerrador confiable, el taponero entrañable. Es considerado el mejor relevista de todos los tiempos de las Grandes Ligas: cinco Series Mundiales ganadas, 13 apariciones en Juegos de Estrellas pero, a final de cuentas, lo más importante para sus fans: todo esto lo logró con los New York Yankees.


Derek Jeter


"Capitán América", uno de los sobresalientes elementos que han hecho a los Yankees uno de los equipos profesionales más exitosos (y lucrativos) a nivel mundial sin importar el deporte. Jeter destaca en una franquicia que siempre ha dado de qué hablar y que está ligada al éxito por siempre, algo que no es poca cosa. El líder de los "Bombarderos del Bronx" en las complicadas décadas de los 90 y 2000, toda su vida profesional en esta novena y su amado Yankee Stadium: la casa que Babe Ruth construyó, pero que Derek Jeter decoró.


Troy Aikman


Los mágicos años 90 de los Dallas Cowboys en la NFL, una década especial construida por un muchacho que tenía el deporte en las venas, quien recibió una oferta para incorporarse nada menos que a los New York Mets, pero que prefirió los emparrillados del fútbol americano a los diamantes de Grandes Ligas. Y si de preferir se trata, el "Iceman" optó quedarse por siempre con el equipo que lo seleccionó en primera ronda del Draft. El resultado no podría ser mejor: Troy Aikman alzó en tres ocasiones el trofeo Vince Lombardi, y ese "8" nunca más se vio en otra franquicia.


Dan Marino


¿Por qué hay muchos fanáticos hoy en día de los Miami Dolphins? La respuesta tiene solo dos palabras: Dan Marino. 1983: un año mágico en la historia del equipo de la Florida, justo cuando los "Fins" seleccionaron a un muchacho de la Universidad de Pittsburgh sin saber que acababan de contratar a un futuro Salón de la Fama. La mística de Daniel Constantine se basa en su talento, considerado uno de los mejores quarterbacks de todos los tiempos; su legado dorado basado en marcas que tardarían lustros en romperse por gigantes como Brett Favre, Tom Brady o Peyton Manning, y todo sin lograr un solo anillo de Super Bowl. Los fanáticos de los Dolphins tuvieron siempre en Marino a su razón de ser, más allá de un trofeo Vince Lombardi.


Earvin 'Magic' Johnson y Larry Bird

Lakers vs. Celtics, Los Ángeles vs. Boston, la rivalidad más importante en el mundo del básquetbol, y la misma no puede entenderse sin dos de los exponentes más importantes que ha tenido la NBA en la historia. Antes del huracán llamado "Dream Team", Michael Jordan, Pippen, Malone y demás, Earvin Johnson y Larry Bird acapararon los reflectores en el baloncesto.

En 1979, los dos harían su debut en la NBA, como si el destino caprichoso quisiese que se juntaran absolutamente en todo. Cada uno comandó a su equipo, cada uno fue existoso a su manera, iniciaron una rivalidad antológica, un odio que llevó al amor al basquetbol, un amor eterno para el 'Magic' con los Lakers y de Bird con los Boston Celtics, 5 y 3 títulos respectivamente hasta su retiro, prácticamente en el mismo año (el primer retiro de Johnson fue en 1991 para regresar brevemente en 1996 y Bird se despidió en 1992).

El amor por la franquicia creó una de las rivalidades más memorables en la historia del deporte profesional.


Kobe Bryant

Los Angeles Lakers tienen una historia envidiable, no solo por ser exitoso en títulos (16 en la NBA), sino también por sus leyendas. Casi la unanimidad define a Michael Jordan como el mejor basquetbolista de todos los tiempos, pero ese "casi" existe gracias a la afición de la quinteta angelina que ve en Kobe Bryant a un ídolo perfecto. Justo en 1996, el año en el que Earvin Johnson se fue para no volver, un intrépido joven que sería seleccionado por los Hornets primero, pero que acabó en Los Angeles, iniciaba una carrera brillante en el básquetbol. Bryant jugó 20 temporadas con su amor eterno y obtuvo 5 anillos de Campeonato.


John Elway

El 'Duque' mayor, aquel que llegó a ser rey y gobernar Denver y sus alrededores. Podría ser el quarterback definitivo de los Broncos, aunque Peyton Manning discuta ese honor, pero Elway nunca dejó de de portar los colores naranja y azul. Un amor tan inquebrantable que llega a la actualidad, ya que Elway es Gerente General de su amada franquicia, esa con la que ganó dos trofeos Vince Lombardi y dejó un legado difícil de superar.


Tom Brady

El único de esta lista que sigue en activo. No son pocas las voces que lo ubican como el mejor quarterback de todos los tiempos, y quizás razón no les falta: es el único que ha ganado seis anillos de Super Bowl en la historia de la NFL, marcas por doquier, incluyendo victorias, yardas, pases, tres veces el más valioso de la Temporada, una lista interminable de logros; nada mal para un mariscal de campo que batalló para conseguir equipo en el Draft del 2000, hasta que los New England Patriots lo reclutó en la sexta ronda. Fue entonces que inició una relación que perdura hasta estos días y la cual, con toda seguridad, acabará con Brady jugando para los 'Pats' de Foxborough.


Publicidad