null: nullpx
Más Deportes

15 de abril: día de tragedias y de resiliencia deportiva

Las explosiones del Maratón de Boston, la tragedia de Hillsborough y el hundimiento del Titanic comparten la misma efeméride cada año.
16 Abr 2019 – 9:31 PM EDT

El 15 de abril es un día de conmemoraciones luctuosas en el mundo del deporte.

Dos de ellas por eventos bien conocidos: la tragedia de Hillsborough y los atentados del Maratón de Boston, pero en esta fecha también se recuerda el hundimiento del Titanic en 1912, que fue el preámbulo de una de las grandes historias del tenis y el olimpismo.


La tragedia de Hillsborough

El 15 de abril de 1989, 96 aficionados del Liverpool fallecieron a causa de una estampida humana al iniciar la Semifinal de la FA Cup ante el Nottingham Forest en el Estadio Hillsborough, en Sheffield.

Pese a que se anticipó mayor presencia de aficionados de los Reds en el campo neutral, se les asignó la zona más pequeña del estadio, lo que generó sobrecupo. Apenas minutos después de iniciado el partido, se suspendió para atender la emergencia.

En el lugar fallecieron 93 personas, pero con el paso de los días, tres más perdieron la vida. La víctima más joven, un chico de 10 años llamado Jon Paul Gilhooley, era primo de Steven Gerrard, capitán del Liverpool en la primera década de este siglo y la mitad de la presente, quien levantó la última 'Orejona' que está en las vitrinas de Anfield Road.

Cada año, el Liverpool realiza un servicio religioso por los 96 y el club evita jugar en 15 de abril.


'Boston Strong'

El Maratón de Boston es el más antiguo de su tipo que se celebra de manera anual, tras iniciar en 1897, un año después del maratón de los primeros Juegos Olímpicos de la Era Moderna.

Gracias a su tradición de más de un siglo, el de Boston es uno de los maratones de mayor demanda del mundo y por ello tiene un sistema de clasificación muy exigente, que ha provocado que entre los corredores recreativos se le conozca como los "Juegos Olímpicos de los mortales".

Pero en la edición 2013, el lunes 15 de abril, dos bombas caseras explotaron cerca de la meta a las 14:50 PM locales que provocaron la muerte de tres personas y que 282 resultaran heridas.

Las detonaciones ocurrieron mucho después de la llegada de los ganadores, pero en los grandes maratones hay corredores recreativos arribando a la meta por horas. Fue por eso que este atentado afectó principalmente a corredores recreativos y aficionados reunidos en Boylston Street para alentar a los participantes.

El reloj de la carrera marcaba 4:09:43 al momento de la primera explosión, cuando faltaban hasta 5 mil 700 corredores por cruzar la meta. Catorce segundos después ocurrió la segunda detonación.


El sobreviviente del Titanic

El 15 de abril de 1912 se hundió el barco de pasajeros más grande y majestuoso que se había construido y lo hizo en su viaje inaugural.

El Titanic es, todavía a la fecha, un cúmulo de leyendas y misterios que han fascinado a generaciones en medio de una tragedia que cobró la vida de mil 514 personas, pero entre sus sobrevivientes está la historia de un hombre que se convirtió en campeón olímpico.

Richard Norris Williams II, mejor conocido como Dick Williams, tenía 21 años de edad cuando se embarcó en el Titanic junto a su padre, Charles Duane Williams, en Cherbourg, Francia. Ante el hundimiento, Dick tuvo sus piernas expuestas por seis horas al agua congelada antes de ser rescatado por el RMS Carpathia, por lo que se recomendó que le fueran amputadas sus piernas.

Su padre, reconocido como uno de los grandes impulsores para la fundación de la Federación Internacional de Tenis al año siguiente, falleció en el accidente.

Williams no solo libró la pérdida de sus piernas, sino que en cuatro meses volvió a las canchas. Ganó dos veces el US Championships (hoy el US Open) en singles, fue campeón dos veces en la Copa Davis y también ganó el oro olímpico en dobles mixtos de París 1924.

El torneo de dobles mixtos del tenis se mantuvo fuera del programa olímpico hasta Londres 2012, por lo que Williams y su compañera Hazel Hotchkiss Wightman permanecieron como campeones vigentes durante 88 años, irónicamente, hasta meses después del centenario del hundimiento del Titanic.

Publicidad