null: nullpx

Análisis: perdió muchísimo el Bayer sacando del área a CH14

Los números ante el Atlético de Madrid indican que Hernández equivocó casi todos sus pases cuando el DT Schmidt amontonó delanteros.
22 Feb 2017 – 12:01 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Hernández y el Bayer Leverkusen no tuvieron su mejor noche. Crédito: Patrick Stollarz (Getty Images).

De los once futbolistas que iniciaron con el Leverkusen en el esquema de Roger Schmidt, Javier Hernández fue quien registró menor porcentaje de efectividad pasadora (59%). Es decir que 'Chicharito' fue quien más pases equivocó.

Sin embargo, cabe señalar que el mexicano arrancó en la posición de atacante central, en la cual se recibe la pelota con menos comodidad (de espaldas) y hay además menos tiempo para decidir entre pasar o disparar (porteros y zagueros siempre equivocan menos pases que los nueves porque están menos presionados).

Gracias al diagrama táctico de la Uefa publicado al finalizar el Bayer Leverkusen 2-4 Atlético de Madrid, podemos saber la causa de los yerros de Hernández. Desde el minuto uno hasta el minuto 60, CH14 (que en el Leverkusen usa la camiseta número siete) fue la referencia de área de la escuadra dirigida por Schmidt.

A partir del minuto 60, no obstante, Schmidt ingresó otros dos nueves de área: el finlandés Pohjanpalo y el alemán Volland. Como se aprecia tácticamente, Volland (número 31) se fue al extremo izquierdo, pero Pohjanpalo se empalmó con Hernández. Misteriosamente, un hombre de banda como Julian Brandt también comenzó a meterse al área colchonera.

¿Qué hizo Hernández con el empalme de Pohjanpalo y de Brandt?

Comenzó a caer al extremo derecho, desde donde falló casi todos sus pases buscando asociarse con Brandt o con el chileno Aránguiz (número 20). Como se sabe, el Atlético de Madrid sabe reforzar su zona interior juntando líneas entre la zaga (Savic y Giménez) y la contención (Gabi y Koke). Por ahí no pasa ni el aire.

Un equipo con urgencia de marcar no puede darse el lujo de fallar pases. Y eso fue lo que pasó cuando Schmidt comenzó a ‘amontonar’ atacantes sin un plan definido para mover la pelota con fluidez.

Voluntarioso como siempre es él, se debe reconocer que la mejor aportación de Hernández es dentro del área o en sus cercanías inmediatas. Cayendo a los extremos o botándose a medio campo, 'Chicharito’ se vuelve impreciso.

Suena a cliché, pero es cierto: jugar con más delanteros no garantiza atacar mejor. Un esquema más paciente hubiera sido mantener al goleador mexicano en el área (o, si se quiere, con Pohjanpalo también), pero con Brandt enfocado a abastecer con servicios desde las bandas.

Schmidt se desesperó, y la desesperación ante Diego Simeone es un error que se paga caro.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
Publicidad