null: nullpx
Chelsea

¿Tiene arreglo este Chelsea?

La situación de Antonio Conte con el cuadro 'blue' comienza a complicarse. ¿Tiempo, malos refuerzos y críticas? Nada sobra, todo falta.
30 Sep 2016 – 03:27 PM EDT

Si el agua suele subir hasta el cuello de Mourinho cada que el United cae derrotado u obtiene resultados apurados, ni qué decir de los ahogos del italiano Antonio Conte con el Chelsea. El suyo era un buen comienzo, decían; la escuadra se adaptaría, decían. Los dichos se acabaron cuando los Blues fueron puestos en evidencia por Liverpool y Arsenal.

“David Luiz y Gary Cahill son la peor pareja de defensores centrales desde… David Luiz y Gary Cahill”, tuitearon y re-tuitearon miles de aficionados al club de Román Abrámovich ante la desazón de ver a Luiz nuevamente enfundado en la casaca azul. Su fichaje fue tan inesperado como inexplicable y la ausencia de John Terry más la lesión de Kourt Zouma han dejado a Conte sin otra alternativa que alinear a quien es visto como un cartucho bastante quemado.

Los expertos alegan que los problemas de Conte van más allá de Luiz. El ex de la Juventus y de la Azzurra saltó al estrellato gracias a una línea de tres defensores centrales de la cual carece en Londres: se trata de la famosa “BBC italiana” (Bonucci-Barzagli-Chiellini). Por lo tanto, Conte ha tenido que replicar las formaciones con línea de cuatro heredadas del propio Mourinho y de Guus Hiddink a fin de no obstinarse con sus ideas y no echarse encima al ballet azul.

En el comienzo, parecía que el fichaje de Kante bastaría y sobraría para regresar al Chelsea a su lugar de honor. El francés no precisó tiempo de adaptación para imponer su músculo y su pulmón en la media cancha y avasallar a escuadras de la parte baja como el Swansea, el Watford o el Burnley. Pero llegaron los duelos frente a los pesos completos; y lógicamente no pudo él solo ante alineaciones de mayor jerarquía. Comienza a decirse que el Chelsea no se reforzó bien: ni calidad ni cantidad.

En una liga con tantos contendientes reales como la Premier, los altibajos del Chelsea hacen creer que no podrá engancharse al paso del Manchester City. Quizás la temporada pasada, este Chelsea hubiera tenido opciones hasta el final, pero en ésta el despegue inmediato del City de Guardiola no da lugares para equivocaciones.

¿Tiene arreglo pues la escuadra del Este de Londres? El duelo de mañana de visita al Hull City significa tres puntos esenciales de cara a los choques consecutivos en Stamford Bridge contra Leicester y Manchester United. La respuesta a esa pregunta estará disponible quizá en menos tiempo del que imaginamos.


RELACIONADOS:Chelsea

Más contenido de tu interés