null: nullpx

Una camiseta de Iker Casillas definió la posición de Pablo Sisniega en LAFC

El portero de LAFC contó que en Chivas, a falta de porteros, lo mandaron al arco; una pared, su mejor amigo en la contingencia sanitaria.
24 May 2020 – 09:31 PM EDT

Pablo Sisniega, portero de Los Ángeles FC, contó cómo fue que se convirtió en arquero cuando estaba en Chivas, el incidente que sufrió durante su estadía en la Real Sociedad y en quién se apoya para entrenar durante el confinamiento sanitario.

Sisniega, quien tuvo sus inicios en el Guadalajara y ahora forma parte de los mexicanos que participan en la MLS, reveló que una playera de Iker Casillas que portó cuando se presentó a un entrenamiento del equipo fue la que definió su posición como jugador profesional.

“Es curioso, yo de niño jugaba todas las posiciones y a los 8 años llego a Chivas con una camiseta de Iker Casillas y de casualidad faltaban porteros, me puse en esa posición y me fue bastante bien. A partir de ahí me quedé de guardameta y no me arrepiento”.

En entrevista exclusiva con Daniel Schvartzman, de TUDN, Pablo Sisniega contó que durante su estadía en casa debido al coronavirus, entrena solo y con un pared, la cual se convirtió en su mejor mentor a falta de una persona con la que se apoye.

“Ha sido muy diferente a lo que estaba acostumbrado. Como portero tener que hacer tú todo solo es muy complicado, necesitas a una persona que te haga un tiro. Tenemos una pared en el club y se ha convertido en mi mejor amiga”.

Contó que tanto él como Carlos Vela tienen al mismo representante, por ello coincidió con él en la Real Sociedad, de España; y ahora en Los Ángeles FC, de la MLS de Estados Unidos; y reveló el incidente que tuvo mientras fue parte del club donostiarra.

“Sí fue una cosa muy rara, estaba jugando un partido con la Real después de 18 meses por lesión de hombro. Choqué con un jugador que me dio en la costilla. Me costó respirar pero acabé el partido.

“Me empecé a sentir mal en casa de mi novia me desmayé y vino la ambulancia. Perdí más de la mitad de la sangre que tenía en el cuerpo y fue una operación de emergencia y larga y me dijeron que por mi condición como atleta pude salir adelante por el pulso.

“Fue traumática pero salí adelante, estuve en el hospital 12 días, fue un proceso pesado, tengo la cicatriz en el abdomen porque me abrieron todo. Pero estoy agradecido de estar aquí”, contó a Daniel Schvartzman, de TUDN.


Finalmente, dijo que Guillermo Ochoa es el guardameta ideal para la Selección Mexicana en la actualidad.

“Hoy no hay quien le quite el puesto a Ochoa, sobre todo con el repunte que tuvo en México luego de dos muy buenos Mundiales. Se lo ha ganado a pulso”.

Los fichajes mexicanos que conmocionaron al público de MLS

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés