null: nullpx

Seattle Sounders clasificó por primera vez a la final de la MLS tras vencer 1(3)-0 (1) a Colorado Rapids

El delantero juvenil Jordan Morris se convirtió en el héroe de su equipo al marcar el único tanto que les aseguró el boleto a la MLS Cup 2016.
27 Nov 2016 – 6:17 PM EST

Seattle Sounders hizo historia en la MLS. Tras ocho participaciones seguidas en los Playoffs de la MLS, los esmeraldas jugará por primera vez la MLS Cup desde su debut en la MLS en 2009.

Los esmeraldas consiguieron su pase al imponerse 1-0, 3-1 en el global, en el partido de vuelta de la Final de la Conferencia del Oeste.

El delantero juvenil estadounidense Jordan Morris se convirtió en el héroe de su equipo al marcar el único tanto del partido, que le sirvió a los Sounders a sellar la clasificasión al duelo que les permitirá pelear por el título de la MLS.

Al minuto 51, el paraguayo Nelson Haedo Valdez realizó el pase más importante que ha hecho desde que viste la camiseta esmeralda y en su mejor imitación de su compañero de equipo Nicolás Lodeiro, le sirvió en bandeja de plata el balón para Morris quien definió de zurda y silenció el estadio de los Rapids.

El Partido

Ambos cuadros salieron con lo mejor que tenían disponible para intentar meterse a la final. La estrategia de Colorado fue desde el principio más agresiva por la necesidad de remontar el global adverso, 2-1, mientras que Seattle se decidió por el orden, la cautela e intentar controlar el partido a conveniencia.

Durante casi la primera hora de jugo, el partido fue idéntico. Ninguno de los dos dominaba claramente, se hacía difícil la generación de jugadas de peligro real por lo trabado del mediocampo y el disciplinado orden defensivo aunado a la falta de creatividad ofensiva.

Las oportunidades de los Rapids cayeron en los pies del capitán Jermaine Jones a balón parado, en tiros de esquina para ser más específico. En dos córners, el arquero Stefan Frei salió mal, dándole la posibilidad a Jones de rematar el primero de cabeza y el segundo con el pie – pero ambos intentos se fueron ligeramente desviados.

La otra chance que pudo cambiar la historia del partido, se le presento a Kevin Doyle tras ganarle la posición a Román Torres en el área Sounder. El irlandés pudo pegarle al arco o servirle a Sebastien Le Toux; decidió por lo segundo pero ejecutó de manera imprecisa.

Fuera de eso, Seattle no pasaba apuros y se veía cómodo con el transcurrir de los minutos ya que aun cuando no generaban juego ofensivo, de ninguna manera estaban ahogados.

Al minuto 56, Sounders tuvo su primera oportunidad clara para anotar, y no la desaprovechó. Nicolás Lodeiro, en una tarea que pocos le elogian, interceptó un pase filtrado en propio campo. La jugada eventualmente culminó con Nelson Haedo Valdez ganando un balón dividido en las afueras del área de los locales y filtrándole un pase a Jordan Morris que ante la salida de Zac MacMath definió con clase con parte externa para el delirio de la fanaticada de la denominada mejor afición de la MLS.

A partir del gol, el partido se hizo más abierto, por la imperiosa necesidad de los Rapids de conseguir dos goles para forzar los tiempos extras. Pero los goles para el equipo que dirige Pablo Mastroeni no llegaron, ni Seattle pudo aumentar la ventaja en los contragolpes.

Seattle Sounders ahora espera al ganador de la Final de la Conferencia Este que se disputa entre Toronto FC y Montreal Impact que se definirá el próximo miércoles, no solo para conocer a su rival, sino también para saber en dónde jugara la final de la MLS Cup; en caso de que el rival sea Toronto tendrían que viajar a suelo canadiense, en caso de que el oponente sea Montreal jugarían la final en Seattle ante sus fieles fanáticos.

RELACIONADOS:MLSColorado Rapids CFSeattle Sounders FC

Más contenido de tu interés