null: nullpx

Roldan y Ruidíaz hicieron añicos la épica remontada galáctica encabezada por Antuna y Zlatan

En un espectacular partidazo en el que Seattle y LA Galaxy se jugaban el subliderato del Oeste, los Sounders lo ganaron de último minuto.
2 Sep 2019 – 09:08 PM EDT

Partido de ‘seis’ puntos con el subliderato de la Conferencia Oeste en juego que prometía bastante. Y no decepcionó, terminó siendo un partidazo.

Seattle Sounders agarró ritmo en la recta final de la primera mitad y de ahí se aferró para ganarle de manera espectacular 4-3 a un LA Galaxy que remó contracorriente como si su vida dependiera de ello.

Tras casi un primer episodio completo en el que parecían solo estarse midiendo uno al otro, el final del mismo se prendió y de ahí en adelante, ya no hubo quien le pusiera freno.

Los galácticos tuvieron la primera mediante Zlatan Ibrahimovic, pero su remate salió muy débil.


Sounders contestó con una combinación de sudamericanos mundialistas. Nicolás Lodeiro le puso en bandeja de oro un servicio al área chica a Raúl Ruidíaz. El peruano solo tuvo que empujarla para salir a festejar.


Ruidíaz todavía tuvo otra para marcar su doblete, pero el manotazo de David Bingham se lo negó.

El arranque de la parte complementaria continúo con la inercia a favor de los Esmeraldas. Cristian Roldan tomó un rebote en el área, y con un cañonazo entre el tráfico del área, marcó el segundo.


Los angelinos se volvieron a meter al partido vía un error en la salida del portero Stefan Frei, que le abrió la puerta a Zlatan de acortar distancias. El sueco no perdonó.


La inercia cambio de lado y Galaxy vivió su mejor momento del encuentro en el que generó opciones para pensar en el empate. Pero ni Rolf Feltscher, ni Cristian Pavón estuvieron finos en definición.

Hasta que en una jugada fortuita en el rebote, la viveza de Uriel Antuna fue mayor a la de los zagueros de Seattle y aprovechó para firmar el empate.


El enorme esfuerzo de la remontada del Galaxy se vio opacado cuando bajaron la guardia un par de minutos después. Una pared entre Ruidíaz y Jordán Morris quebró la defensa angelina, y dejó en un mano a mano al delantero estadounidense que definió soberbiamente.


Pero los mismos defensores lavaron el error igualando nuevamente el marcador en un servicio proyectado por Diego Polenta al lateral noruego Jorgen Skjelvik, quien picó al espacio y anotó su gol con categoría digna de un’9’.


Quedaban menos de 10 minutos pero nadie se atrevería a apostar que el encuentro terminaría 3-3, e hicieron bien, ya que a un minuto de llegar a los 90, Morris colocó el letal servicio raso a segundo palo que Roldan mando a la red ante la euforia del CenturyLink.

Por lo apretada que esta la conferencia, Galaxy no solo se quedó sin el subliderato, sino que quedaron apenas pendiendo de un hilo en los puestos de clasificación a Playoffs.

RELACIONADOS:MLSSeattle Sounders FCLA Galaxy

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.