null: nullpx

Previo al New York Derby, recordamos el legado de Thierry Henry en los New York Red Bulls

El delantero francés revolucionó a un club neoyorquino acostumbrado a perder, dignificó lo que debe ser un Jugador Franquicia en la MLS.
19 Jul 2016 – 03:33 PM EDT
Reacciona
Comparte
Thierry Henry hizo el segundo gol para los Red Bulls y el primero suyo en la MLS. Crédito: Getty Images

New York Red Bulls es uno de los clubes originales de la MLS, que inició a jugar en la primera temporada en 1996 bajo el nombre de NY/NJ MetroStars. Sin embargo sus primeras 14 temporadas pasaron mucho más por la decepción que por el éxito, hasta que en 2010 el destino dio un giro a favor para los taurinos.

El francés Thierry Henry, ganador de todo a lo que un futbolista puede aspirar tanto a nivel de clubes como a nivel de selecciones, optó por enfundarse en la rojiblanca tras el Mundial de Sudáfrica. Para ese entonces, ya varias figuras de renombre habían pasado por los Red Bulls, y al igual que la historia del club, habían pasado con más pena que gloria. Pero con Henry las cosas serían distintas.

Sin embargo, el francés le mostró al mundo Red Bull el sendero de la victoria. El francés no se conformó con ser un Jugador Franquicia y se puso el equipo al hombro, individualmente se convirtió en una leyenda tan grande como la que construyó en el Arsenal de la Premier League, y grupalmente cambió la mentalidad de toda una institución acostumbrada al fracaso.

Quizás nadie ha pesado tanto en tantos factores como Henry en cualquier equipo de la MLS.

En las cuatro temporadas y media que jugó con los Red Bulls, Henry disputó mas de 130 partidos, más de 120 de ellos como titular, anotó más de 50 goles y registró más de 50 asistencias para un impresionante promedio de injerencia directa en goles (gol o asistencia) de casi uno por partido.

En 2013 llegó la consagración a nivel grupal al levantar el primer título oficial del club, con la conquista del Supporters’ Shield, que se le entrega al equipo con más puntos en la tabla de posiciones, al final de la temporada regular.

Lo ya referido es lo palpable, pero aquello que es intangible es tan valioso como las hazañas en números que dejó Henry, no solo en el club neoyorquino, sino en la MLS – incluso comparable con el efecto de David Beckham.

Le imprimió un sello ganador al club, no solo porque llegaron a Playoffs en cada temporada en la que él estuvo, sino por el sentido de competencia que forzó a que sus compañeros se forzaran al máximo en cada entrenamiento, en cada jugada. El liderazgo inigualable del francés, aquel que hacía que todos jalaran parejo, desde el más joven hasta los más veteranos.

Dignificó como pocos la etiqueta de Jugador Franquicia. Henry es un parteaguas de la liga y de los Red Bulls, es simplemente irrepetible ya que su legado esta fusionado para siempre con lo que es la MLS.

Este domingo, New York Red Bulls recibirá a New York City FC en el tercero y último Derby de New York del año, en un partido que enfrentará al tercero y al líder de la Conferencia del Este, respectivamente.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:MLSNew York Red BullsThierry HenryMLS All-Star GameEstrellas de la MLS

Más contenido de tu interés