null: nullpx
New England Revolution

Juntos son dinamita: Carles Gil y Gustavo Bou se instalan entre las mejores duplas de MLS

El arribo del goleador argentino potenció al creativo español, y entre ambos impulsan a New England Revolution hacia los Playoffs.
28 Ago 2019 – 4:44 PM EDT

Juegan juntos desde hace muy poco tiempo. Pero la sociedad entre Carles Gil y Gustavo Bou hace pensar que a New England Revolution el futuro le depara cosas muy buenas.

Desde que el 7 hiciera su debut con los Revs el 17 de julio el dúo no ha hecho más que destrozar defensas rivales en MLS. Entre el español y el argentino en siete partidos han generado 9 goles y 7 asistencias recíprocas. En líneas generales, Gil ha cumplido con el papel del proveedor, al tiempo que Bou se descubre ante el público norteamericano como un notable goleador.


El par de talentos promedia para New England 1,83 goles cada 90 minutos de juego cuando están juntos en la cancha.

La esperanza del conjunto de las afueras de Boston es que la buena sintonía se mantenga y se amplifique en el próximo encuentro, cuando enfrente a Toronto FC el sábado (7:30 pm ET / MLS Live en ESPN+), en un partido crítico para ambos equipos, que buscan aferrarse a posiciones de clasificación a los Playoffs.

"Pienso que los buenos jugadores encuentran la forma de ajustarse y adaptarse rápidamente el uno con el otro", valoró esta semana Bruce Arena, entrenador de New England. "He visto este tipo de cosas muchas veces en los equipos que he tenido. Es algo bastante natural. Los buenos jugadores tienen muchas cosas en común. Tienen pensamientos similares e ideas sobre el partido, así que todo es mucho más fácil cuando entran a la cancha y juegan juntos, pese a que ellos no ha estado juntos por demasiado tiempo".


Sin embargo, la velocidad a la que Gil y Bou han aprendido las tendencias del otro y han construido una química entre ambos es impresionante. Y eso no ha pasado desapercibido para sus compañeros.

"Creo que los ves y piensas que han estado jugando juntos por años", comentó el volante Diego Fagúndez. "Todos sabemos lo que pueden hacer y que aportan, así que solo tenemos que jugar alrededor de ellos".

Gil está teniendo un año fantástico. Gracias a su dinamismo el español se estableció en su primera campaña en MLS como uno de los mejores armadores de juego de la liga, con 9 goles y 12 asistencias en 27 partidos.

Pero la llegada de Bou ha llevado al juego del valenciano a otro nivel. Desde el desembarco del exRacing y River, New England solo perdió uno de sus últimos 7 encuentros (el verdugo en esa ocasión fue el imparable LAFC). Y en ese lapso marcaron 16 goles.


"Definitivamente, estamos contentos de tenerlo con nosotros", señaló Gil al hablar del delantero argentino. "Es un jugador extraordinario. Le da una dimensión diferente a nuestro frente de ataque. Está haciendo muchos goles para nosotros. Nos da un montón de puntos. Si hubiera estado con nosotros desde el inicio del año creo que podría haber marcado más de 20 goles en la temporada. Lo ha demostrado en los partidos más recientes. Estamos encantados de tenerlo en el equipo. Es un gran jugador y es muy talentoso".


"El vestuario me recibió con los brazos abiertos", comentó Gustavo Bou. "Creo que eso fue clave para tener confianza al entrar a un nuevo vestuario. Realmente no conocía a ninguno de los jugadores, pero me integré bien al grupo. Agregué valor en los últimos partidos. Eso es lo que espero hacer y afortunadamente lo estoy haciendo".

Lo que aterroriza a los rivales (especialmente a los más próximos en la Conferencia Este), es que el binomio Bou-Gil apenas está comenzando a producir. Como señaló Arena, los buenos jugadores siempre encuentran la manera de asociarse rápidamente. Mientras van jugando juntos, el entrerriano y el español ya comparten una química que tiende a crecer.


RELACIONADOS:New England Revolution

Más contenido de tu interés