null: nullpx

El argentino que pudo llegar al Club América ya marcó su primer gol con Portland Timbers

Tras rechazar la oferta de 'las Águilas' Sebastián Blanco marcó su primer gol con los Timbers mientras aguarda el nacimiendo de su primer hijo.
4 May 2017 – 11:19 AM EDT

Por: John E. Rojas - @jrojasa75

Cuando apenas llevaba dos partidos en la MLS 2017, el argentino Sebastián Blanco aceptaba abiertamente que necesitaba mejorar de cara al gol. Ahora, con 9 en el bolsillo, el volante ya anotó, y es clave en el andar del Portland Timbers para estar en los primeros puestos de la tabla.

Tras su primer gol, dedicado a su primer hijo en camino, Blanco volvió a ser abierto para aceptar que ansiaba marcar. “Sentía presión porque casi todo el equipo había anotado aparte de mí. Pero las cosas se están dando y el gol no es lo único importante. También lo es crear oportunidades, que mi juego ayude de cualquier forma al equipo. Ahora solo espero que las cosas sigan mejorando”.

Y es que el caso de Blanco es uno especial, un jugador que bien pudo terminar en la Liga MX, y que se decidió a dejar San Lorenzo en su país natal para reunirse con un amigo de muchos años. Se trata de su compatriota Diego Valeri, ídolo en Portland, a quien de paso reemplazó desde el inicio por lesión, en ese juego ante FC Dallas en el que Blanco pudo estrenarse en el gol.


“Diego es un ídolo, el otro día le decía que en el córner del estadio hay un lugar libre del salón de la fama que va a ser para él", comentó con entusiasmo Sebastián. "Está haciendo historia, se siente ídolo, y le falta solo la llave del club, merecida y ganada”, le dijo el centrocampista a FutbolMLS.com.

Con el tanto ante FC Dallas, Blanco suma dos asistencias y un gol en 8 encuentros como titular en la MLS, camino que apenas empieza a andar y que Diego Valeri reconoce, va dentro de los márgenes normales de adaptación.

“Sebastián va muy bien, se está adaptando a un montón de cosas en la liga, en el país, nos ha aportado mucho en el manejo, en ataque, hasta en defensa porque es muy aguerrido e inteligente, maneja bien las dos piernas", expresó el crack de los Timbers. "Nos está dando dinámica y simpleza, algo que para un equipo es una virtud muy grande. La de MLS es una temporada larga y a medida que se conozca más con los compañeros y con la liga lo va a hacer mejor”, dijo Valeri de su amigo y compañero.


Para Blanco, más allá de asegurar que la MLS es competitiva y que tiene cosas tanto para disfrutar como para mejorar, hay un trato personal que cree le ha llamado más la atención dentro de su todavía breve experiencia norteamericana. “Cuidan un poco más al jugador. Están muy pendientes de las recuperaciones, de los trabajos por los viajes extensos y se apoyan mucho en los videos, en la tecnología, formas de analizar al rival”.

El progreso de Blanco es ponderado no solo por sus compañeros sino por el entrenador Caleb Porter, quien tras el gol, también atinó a elogiar los demás atributos del volante argentino. “Es bueno para él, no había marcado gol todavía con el uniforme de los Timbers y obviamente su confianza seguirá creciendo”.

Remplazar a Valeri pudo traer su impacto. Primero porque Blanco jugó ante FC Dallas en un rol de conductor por el centro del campo, una función que hace recordar sus épocas en San Lorenzo y que en Portland le corresponde a Diego. Y segundo, por la responsabilidad que implicaba.

“Fue complicado remplazar a un jugador como Diego, no solo por lo que significa en el fútbol sino fuera del campo. Fue una gran responsabilidad y afortunadamente pude responder de buena manera creo, marcando mi primer gol y ayudando al equipo a obtener un buen resultado”, explicó el argentino.


Tras el tanto llegó la celebración con la pelota entre su camiseta, que ya es mundialmente conocida como una forma de dedicarlo a un bebé en camino. Blanco nos había contado ya que están muy felices con su esposa y que no piensan en que la mamá viaje a Argentina para tener la criatura, sino que nacerá en Portland.

“Ella (su esposa) está muy contenta, la ciudad es muy linda, la gente muy amable con nosotros. En todo momento nos han hecho sentir queridos he importantes”, puntualizó.

Obviamente acaba de llegar, y tiene tres años de contrato, pero con el ambiente que vive, su influencia en el plantel, la cercanía con amigos como Valeri y el buen grupo que encontró, Blanco se siente cada vez más como en casa, e incluso se inventó un gentilicio para su hijo…. “será Portlarense”.


RELACIONADOS:MLSPortland Timbers CFSebastián Blanco

Más contenido de tu interés