null: nullpx
FC Cincinnati

Brandon Vazquez: "Estoy abierto a jugar tanto para México como para Estados Unidos"

El delantero de FC Cincinnati dijo que siente mucha pasión por el Tri, pero sus amigos en el Team USA lo harían adaptarse mejor ahí.
Publicado 16 Sep 2022 – 03:09 PM EDT | Actualizado 16 Sep 2022 – 05:30 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

El mexicoamericano Brandon Vazquez, delantero sensación en la MLS con FC Cincinnati, publicó una carta en la página oficial de la Major League Soccer donde dejó en claro que aún sigue abierto en jugar para México y Estados Unidos.

Además, el atacante de 23 años contó los inicios de su carrera en San Diego Surf y Xolos, su pasión por Chivas, su llegada a la liga norteamericana con Atlanta United y su consolidación en FC Cincinnati, con quien registra 16 goles en 29 partidos en la temporada 2022.

CARTA DE BRANDON VAZQUEZ SOBRE SU CARRERA Y FUTURO EN SELECCIONES

"Pensando en todo lo que pasó, debe haber sido realmente estresante para mis padres.

Tenía 13 años y jugaba para el club de mi adolescencia, San Diego Surf. Siempre me había gustado el deporte y fui bastante bueno desde niño. Incluso cuando tenía 6 o 7 años, no era raro que hiciera ocho o nueve goles por partido, así que subí de categoría para jugar con jugadores de más edad. Había mostrado cosas como para entrar al equipo Sub-15 de Surf, mientras intentaba llegar al equipo de la academia Sub-16. Pero los entrenadores dijeron a mis padres que querían que esperara un año más.

MI LLEGADA A XOLOS

Al sur de la frontera, en México, un nuevo equipo era noticia. El Club Tijuana había ascendido a la Liga MX, y estaban a punto de ganar el Torneo Apertura en su segundo año en la máxima categoría, y contaban con jugadores mexicano-estadounidenses como Edgar Castillo, Joe Corona y Greg Garza en su once titular. Xolos estaba reclutando jóvenes jugadores para su academia y me invitaron a unirme.

En ese momento, mi papá pensó que el mejor camino sería ir a Tijuana, donde entrenamos cada día de la semana en lugar de tres o cuatro días a la semana. Todas esas horas adicionales de entrenamiento que recibiría con Xolos me pondrían por delante de todos los demás. Ese fue el razonamiento, pero no lo supe hasta después. Era como que simplemente quería jugar y punto.

Mi papá sabía que yo tenía talento. Pero yo no lo veía de esa manera. Para mí, el fútbol siempre era algo divertido, y era algo en lo que era bueno. Soy el hermano del medio, en medio de tres varones: siempre estábamos peleando, haciéndonos burla, jugando fútbol en el patio trasero, corriendo por todos lados. No se cómo mi mamá podía soportarlo. ¡Rompíamos todo! Las ventanas de la cocina estaban astilladas todo el tiempo porque daban al patio y siempre estaba pateando la pelota contra la pared. Todavía puedo escuchar a mi mamá gritándome por eso.

Así que entré a la academia de Xolos. Cruzar la frontera cada día era algo que me entusiasmaba para entrenar con ese gran equipo, intentando ir subiendo en el club que acababa de ser campeón. Los entrenamientos eran realmente duros en comparación con las cosas a las que yo estaba acostumbrado, y aún tenía que hacer mi tarea online al final del día.

Pero cada día me gustaba mucho. Fue una experiencia fantástica. También una experiencia un poco loca, cuando lo pienso bien. Me despertaba antes del amanecer para ir de San Diego a Tijuana cada día sin que nadie me acompañara y siendo muy joven. Eso probablemente llenaba de preocupación a mis padres. Pero creo que todos sabíamos lo que era necesario para poder ‘llegar’. Y diez años más tarde, aquí estoy, gracias a todo eso.

Cargando Video...
¡Premio! Cincinnati renueva a mexicoamericano Brandon Vázquez

A AMBOS LADOS DE LA FRONTERA

Nací y crecí en San Diego, aunque México está en mi sangre. Mis dos padres son de Guadalajara, así que la primera playera que tuve fue de Chivas, crecí en una casa donde solo se hablaba español; toda nuestra comida era siempre mexicana. Así que siento de manera muy fuerte mi cultura y herencia mexicanas. E incluso aunque crecí en Estados Unidos y amo a esta nación, también siento mucho amor por México.

Todos esos sentimientos estuvieron cerca de mi carrera a medida que crecía. Pasé tiempo en las selecciones juveniles de ambos países, comenzando con la de México. Estuve cerca de un año con el equipo Sub-17 al inicio del ciclo hacia una Copa del Mundo Sub-17, pero luego me perdí dos campamentos debido a una lesión, y me dijeron que no iría con El Tri al torneo clasificatorio de Concacaf. Eso me dolió. Recuerdo que pensé que tenía que jugar en esas eliminatorias a todo cosa, y mis padres me apoyaron. Quiero decir, era una gran, gran oportunidad que no quería perderme.

Estoy seguro de que a mi familia le hubiera encantado verme lucir los colores de su país y representar a México. Pero también es una decisión de carrera. La carrera de un futbolista no es demasiado larga. Pasa muy rápidamente y antes de que te des cuenta, se terminó. Como deportista, tienes que asegurarte de hacer lo que es mejor para ti mismo y tu futuro, y mi papá fue el primero en recordármelo. Así que cuando Estados Unidos me llamó y me dio la oportunidad de ganarme un lugar en la selección Sub-17, fue una decisión fácil para mí.

Me puso muy contento cuando fui incluido en el plantel que iría a la Copa del Mundo Sub-17 de la FIFA en Chile, en 2015. Tuve como compañeros a jugadores que más tarde llegaron a la selección absoluta, como Tyler Adams, Luca de la Torre y Christian Pulisic. Y pese a que no avanzamos en un grupo difícil, en donde estaban Croacia, Nigeria y Chile, fui el máximo goleador de esa selección. Eso abrió algunas puertas para mí, especialmente porque llegué al primer equipo de Tijuana más o menos al mismo tiempo.

MI CRECIMIENTO EN LA MLS

Europa siempre había sido mi objetivo. Siempre quise ir y jugar en las mejores ligas del mundo, jugar para los mejores equipos del mundo. Tenía un par de pruebas programadas, pero Atlanta United había puesto antes una oferta sobre la mesa. Era algo seguro, una propuesta sólida, cuando al mismo tiempo había mucha incertidumbres en Europa. No era algo seguro. Cualquier cosa puede pasar, y todo depende de si el equipo allí tiene un lugar para tí, si necesitan lo que puedes aportar.

Ir a Atlanta comenzó mi carrera en la MLS. Y si bien fue muy bueno ser parte de un equipo que ganó un campeonato, que ganaba semana tras semana, Josef Martínez era el delantero principal allí y yo no jugaba demasiado. Cuando llegué a FC Cincinnati las cosas se volvieron incluso más duras, porque al equipo no le iba demasiado bien y yo no contaba con demasiados minutos de juego. Solo cinco o diez minutos, de vez en cuando. Definitivamente, fue muy frustrante.

Pero si llegamos al momento en el que estamos ahora, todo ha cambiado en FCC. El nuevo cuerpo técnico de Pat Noonan y nuestro gerente general Chris Albright llegaron y dieron vuelta absolutamente todo. Fue increíble ser parte del grupo de este año, y estoy agradecido por la oportunidad que me dieron para probarme como titular.

Hay una ansia irreal en este equipo ahora, que no teníamos en el pasado. Ya pensábamos que podíamos competir en la MLS, que teníamos el talento, y ahora la ética de trabajo también está ahí. Ha sido fantástico, honestamente, y estoy muy feliz por ser parte de este equipo. Estamos buscando un lugar en los playoffs, y una vez que estás ahí, nunca se sabe. Todo puede pasar y todo se trata de ganar. Simplemente tenemos que colarnos ahí.

ESTADOS UNIDOS vs EL TRI

A los mexicanos se los conoce por su trabajo duro, su persistencia, su dedicación, y creo que tengo eso en mí. Soy alguien que no se rinde y seguiré trabajando hasta que las estrellas se pongan en línea para mí. Así que todo lo que puedo hacer es seguir con esto, y ojalá se me abran las puertas a nivel internacional.

Todavía estoy abierto a jugar tanto para El Tri como para la selección de Estados Unidos, y sería un honor representar a cualquiera de los dos países. Siento mucha pasión por mi cultura mexicana, pero muchos de los jugadores de Estados Unidos son mis amigos y siento que estaría muy cómodo allí y que encajaría en el equipo de inmediato.

Primero y principal, sin embargo, tengo que darlo todo en Cincinnati, ganar y hacer historia aquí."

Cargando Video...
¡Una millonada! Peláez revela por qué Brandon Vazquez no llegó a Chivas
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés