null: nullpx
Opinión Deportes

Raúl Méndez | Confesiones de vestidor

Por más que duela el futbol mexicano no está en el proyecto de crecimiento profesional de técnicos en Europa.
3 Jun 2020 – 09:10 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
La actualidad del futbol mexicano e internacional la encontrarás semana a semana. Crédito: TUDN

En México, Juan Carlos Osorio siempre fue tratado como un intruso entre nosotros.

Sabemos que no fue la primera opción para ser el entrenador de la selección de futbol. Osorio fue el único que aceptó tomar las riendas del proyecto rumbo a Rusia 2018 mientras que otros seleccionadores de gran renombre rechazaron la oferta que, dicho sea de paso, en lo económico era bastante atractiva.

El primer cuestionamiento fue su nacionalidad. ¿Está más capacitado un entrenador colombiano que un mexicano?

En este futbol globalizado la capacidad no la marca el pasaporte, pero sí establece cuál es el mercado donde un director técnico puede desarrollarse.

Me explico: difícilmente un entrenador top de Europa cruzará el Atlántico para dirigir a una selección cuyas únicas referencias son los jugadores que pertenecen a clubes del Viejo Continente. Por más que nos duela, el futbol mexicano no está en su proyecto de crecimiento profesional. De ahí las negativas de Jurgen Klopp, Louis Van Gaal o Mauricio Pochettino.

Sabemos también que para los entrenadores o jugadores sudamericanos (Argentina, Uruguay, Chile y Colombia) después de Europa, el futbol que les ofrece un crecimiento en lo deportivo y en lo económico es el de México.

¿Por qué los dirigentes del futbol mexicano no buscaron en casa un seleccionador nacional para ese proceso mundialista?

¿No existe un entrenador mexicano o hecho en la Liga MX que pueda llevar al equipo Tricolor hasta los Cuartos de Final de un Mundial?

¿Por qué sólo Javier Aguirre dirige en Europa?

Quienes se decantaron por nombrarlo entrenador nacional, ¿qué vieron distinto en Juan Carlos Osorio para pensar que sus métodos sí llevarían a México al anhelado quinto partido en una Copa del Mundo?

Al final, con todo y sus rotaciones, Osorio entregó el mismo resultado que sus antecesores al quedarse en los Octavos de Final del Mundial de Rusia 2018. Ese 2-0 ante Brasil lo llevamos tatuado.

Después de casi dos años de haber concluido su ciclo con la Selección Nacional, el colombiano habló por primera vez. Lo hizo en entrevista con ESPN Brasil. No faltaron los ofendidos que pecan de nacionalistas y reaccionaron de forma virulenta a sus afirmaciones.

La declaración, así suelta, sin contexto, es demoledora: “Para enfrentar a Brasil yo sí estaba preparado”.

La frase retumbó en todas direcciones, así como la ola de críticas. Antes de cualquier juicio es necesario escuchar la entrevista completa.

Osorio refiere que, previo al partido de los Octavos de Final, preguntó a sus jugadores si estaban preparados para enfrentar a Brasil. No hubo respuesta. Prevaleció el silencio y sólo el colombiano contestó que sí estaba preparado.

En los deportes, cuando vienen los grandes triunfos que dan títulos históricos surgen los documentales que recogen la intimidad del vestidor. Ahí nadie cuestiona que se rompieron los códigos. ¿No debería ser igual en la derrota?

Pocos entrenadores acostumbran profundizar sobre esos momentos de intimidad con sus dirigidos. Todos nos preguntamos qué pasa en un vestidor y más en la víspera de un partido de eliminación directa de Copa del Mundo ante Brasil. Casi nunca tenemos respuestas.

En la entrevista Osorio también argumenta que el jugador mexicano necesita acostumbrarse a la alta competencia jugando esos partidos de manera regular en Europa. Por eso refiere que cuando se tiene enfrente a un rival del calibre de Brasil este lleva ventaja por el bagaje que traen sus jugadores que siempre se codean con los mejores futbolistas del mundo y están fichados en los clubes de élite.

Los números no mienten, por el contrario, son reveladores en la historia de los Mundiales:

1. México nunca le ha hecho un gol a Brasil.

2. Brasil solamente ha perdido con un rival europeo, con Argentina y con Uruguay.

Hasta la próxima semana. Cuídense mucho, por favor.

Descansa en paz, Uriel Martínez.

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Opinión Deportes

Más contenido de tu interés