null: nullpx
Club Tijuana

Tigres no se despeinó: va por el bicampeonato tras eliminar al superlíder Tijuana

Los felinos vencieron a los Xolos por 2-0 y avanzaron a la Final del Clausura 2017, donde buscarán revalidar su corona
22 May 2017 – 10:58 PM EDT

Tigres apenas tuvo 10 días para preparar el torneo, un injusto castigo por ser el mejor equipo del Apertura 2016 que pagó con creces, pero despertó a tiempo y están a un paso del "bi".

El campeón de la Liga MX derrotó 2-0 a Tijuana en el Estadio Caliente, 4-0 en el global, para avanzar a su cuarta Final en los últimos seis torneos, que disputarán ante las Chivas. Sin despeinarse, todo en el guión.

El reto de volver a domar al campeón sólo podía lograrse con el cuchillo en los dientes, presionando el área rival y con el empuje de una jauría desde las gradas, pero Ricardo Ferretti le ganó a Miguel Herrera durante la semana en los micrófonos y en el banquillo. Lejos de mostrar sorpresa por el caluroso saludo que le fue a dar el “Piojo”, el “Tuca” hasta lo paseó por la banca para convivir con sus jugadores suplentes. Colmillo puro del tigre mayor.


Fiel al guión, Tijuana salió a atacar, a proponer y Nahuel Guzmán salvó al menos dos llegadas claras de los locales. Agazapados, los Tigres de Ferretti sólo se administraron para buscar el zarpazo de muerte a los canes.

Tijuana empezó a agonizar cuando Guido Rodríguez se fue expulsado apenas al minuto 49 y dejó en inferioridad y desventaja de dos goles a los Xolos. Una losa pesadísima para el mejor equipo de la fase regular.

Todo cobro sentido al 64’: Javier Aquino se metió al área tras un pase de lujo de Gignac y definió como crack, al ángulo contrario, para poner el 3-0 global. Tigres ya ponía las garras en la Final. André-Pierre “Monsieur Liguilla” Gignac, cuando no anota, aporta. Ese desparpajo para darle de tacón el balón a Aquino valió su tercera Final, ante otro de los grandes de la Liga MX.

Incluso al 83’ Tigres se dio lujo de fallar la más grande de esta Liguilla: Ismael Sosa llegó solo ante el portero y generosamente le cedió el balón a Jesús Dueñas, quien con el arco totalmente abierto, mandó el balón desviado. Risas nerviosas, total, ya estaba todo liquidado, menos mal que no fue en la Final pasada.

Y ya en la compensación, otra vez Gignac apareció, ahora para servir a Jürgen Damm, quien llegó a toda velocidad para fusilar a Gibrán Lajud y poner cifras definitivas.


Tigres va en carrera desbocada para ser el tercer bicampeón en la era de los torneos cortos. Llegan como favoritos ante Chivas por el momento en el que están, pero ojo, que a este equipo le cuestan demasiado los partidos de vuelta, sólo que eso lo veremos en otra historia.

RELACIONADOS:Club TijuanaTigres

Más contenido de tu interés