null: nullpx

Luis Enrique Santander coronó un torneo para el olvido del arbitraje en la Liga MX

Las decisiones polémicas del árbitro en la Final fueron el colofón de un torneo plagado de malas decisiones y hasta una huelga de los silbantes
29 May 2017 – 12:22 AM EDT

El error de Luis Enrique Santander que evitó la posibilidad de los tiempos extra fue en realidad el colofón a una Liguilla para el olvido para el silbante, que salió del Estadio de las Chivas como el gran villano de la noche.

Al minuto 93, Santander se tragó el silbato ante una clara falta de Jair Pereira sobre Ismael Sosa, cuya marcación y posterior definición pudo ser el empate para Tigres.


No hay duda alguna, la patada de Pereira es clara y el fuera de lugar marcado a Damián Álvarez trató de lavar un error indefendible, pues la posición adelantada sólo podía marcarse hasta que el "Enano" participara en la jugada, lo cual ocurrió después de la zancadilla a Sosa.

Decir que este error es le habría quitado el campeonato a las Chivas es aventurado, pues aún faltaba que el penal se definiera correctamente, sin embargo, le quitó una legítima oportunidad de Tigres para competir.

De todo eso, claro está, el Club Guadalajara no tiene la culpa.

El torneo Clausura 2017 quedó marcado por una huelga de árbitros que postergó los partidos de la Jornada 10. La legítima protesta de los dueños era que la Comisión Disciplinaria sancionara agresiones a los silbantes de manera justa, luego de los casos de Pablo Aguilar y Enrique Triverio.


El gremio arbitral obtuvo una pequeña victoria cuando las sanciones originales de 10 y 8 partidos para los futbolistas se tornaron de un año tras revisarse por la Comisión, sin embargo, una resolución del Tribunal de Arbitraje Deportivo determinó que debían acatarse los primeros castigos y tanto Aguilar como Triverio ya son elegibles para jugar.


La percepción del bajo nivel del arbitraje de la Liga MX no es nueva. Hubo polémica en la Final del torneo anterior, el Apertura 2016, y prácticamente cada semana del certamen que recién termina había partidos definidos por decisiones dudosas de los árbitros.

Y el colofón fue la presente Liguilla. En algo de lo que no haya antecedente previo, el mismo árbitro dirigió todos los partidos de local de un mismo equipo, en este caso, el Guadalajara. Luis Enrique Santander fue el designado para los partidos de Chivas contra Atlas, Toluca y Tigres en Cuartos de Final, Semifinal y la Final, respectivamente.

Debido a esto, Santander llegó cuestionado al partido celebrado este domingo.

Más allá del error por el penal no marcado a Sosa, en ocasiones anteriores el árbitro no mostró los arrestos suficientes para expulsar por reclamos a jugadores de Tigres.

Mucho tendrá que corregir el arbitraje mexicano si quiere volver a tener la confianza de afición y los actores de la Liga MX.

Publicidad