null: nullpx
León

León le quitó el invicto a los Tigres tras vencerlo 3-2

La UANL pierde el invicto en el Bajío.
2 Oct 2016 – 10:29 PM EDT

La Fiera le quitó el invicto a Tigres sobreponiéndose a un gol mal anulado y aprovechando las terribles equivocaciones de los universitarios. Lucas Zelarayán había adelantado a los visitantes tras asistencia de Gignac, quien fallaría un penal al filo del medio tiempo.

La controversia se alzó al principio del encuentro cuando el juez de línea, Marvin Torrentera, juzgó equivocadamente una posición adelantada de Boselli a pesar de que Jorge Torres Nilo habilitaba a todo mundo. La equivocación pudo costar cara, pues acto seguido Tigres hallaba el 1-0 a favor.

Gignac persiguió el bote de un balón y Diego Novaretti resintió una extraña lesión que lo dejó postrado en el pasto. El francés controló, filtró con parte externa para Zelarayán y éste cruzó pegado al poste ante la salida de William Yarbrough.


Entonces el partido se desquició. O más bien, los Tigres se desquiciaron: sin Guido Pizarro, el ‘Gringo’ Torres intentó jugar hacia atrás cuando súbitamente le regaló la pelota a Boselli, quien sirvió para que Elías Hernández empujara el cuero al fondo de la red. Nahuel Guzmán daba ánimos, aunque el siguiente en perder la cabeza sería él.


Tanto Cano como Boselli presionaban al rival desde la salida. En una de ésas, Guzmán, sobrado, intentó pasársela a Dueñas pero fue interceptado por la presión de Cano. El balón sufrió un desvío hacia la posición de Boselli que tuvo la reacción para meter la frente y anotar el de la voltereta.


En los dos últimos minutos del primer tiempo el partido enloqueció aún más. Luis ‘Chapito’ Montes pateó con su zurda magistral un libre indirecto que se clavó en el ángulo para modificar el marcador a 3-1. Sin embargo, a la jugada siguiente fue decretada una pena máxima favorable a la visita que André Pierre Gignac se encargó de desperdiciar.


Tigres no logró recuperarse en el complemento; Ferretti movió la banca ingresando al colombiano Quiñones y al otro francés Delort. Mas jugar con más atacantes no equivale a atacar mejor. Fue sólo hasta el 90 del tiempo regular que un autogol de Aldo Rocha puso cifras definitivas: 3-2.

La UANL pierde su invicto y también el liderato a manos de Tijuana. Los excesos de confianza mataron de un zarpazo a los Tigres y ese zarpazo fue asestado por una Fiera que se mete con todo a la lucha por la fiesta grande.

RELACIONADOS:LeónTigres

Más contenido de tu interés