null: nullpx
Toluca

Jesús Méndez ex Toluca se retiró porque "ya no era feliz"

El mediocampista argentino reveló que ya desde el 2015 jugando para Independiente resintió el suicidio de su hermano.
23 Feb 2019 – 6:33 PM EST

Tras militar tres torneos de Liga MX con el Deportivo Toluca entre 2016 y 2017 disputando 35 partidos, el medio de contención argentino Jesús Méndez recaló en Vélez Sarsfield y ahora ha anunciado el final de su carrera.

El ya exjugador de 34 años concedió entrevista para el periodista Hugo Videla y expresó que desde 2015 su mente estaba más en la familia que en el fútbol: "cuando sucedió lo de mi hermano. Seguí adelante, puse mucha garra, pero llegó esta última etapa donde prioricé otras cosas."

También reconoció no haber tenido la mejor relación con Gabriel 'Gringo' Heinze, su último director técnico en la escuadra de Liniers:

"Pase momentos lindos y otros feos. Fueron más los feos, porque uno cuando es jugador quiere jugar, más en mi cabeza que ya estaba la idea de finalizar mi carrera, quería terminar jugando. El fútbol es dinámico, todo pasa rápido. No compartí muchas cosas con el entrenador pero lo respeto, no voy a hablar de más porque no está bien, más cuando ya me he ido."

En su paso por la escuadra mexiquense dirigida por Hernán Cristante, formó una cuarteta de mediocampistas completada por Pablo Barrientos, Gabriel Hauche y Rubens Sambueza. Es recordado por meterle un golazo a Agustín Marchesín del Club América en la re-inauguración del Estadio Nemesio Diez.

Además de la de Velez, defendió las camisetas de River Plate, Boca Juniors y Rosario Central en la primera división argentina. También fue seleccionado albiceleste por Diego Armando Maradona.

Pese a sentirse bien físicamente, Méndez reconoció carecer de la motivación para seguir jugando. "Me costaba levantarme a las mañanas, iba fastidioso a los entrenamientos, no era feliz."

Videla le recordó un golazo anotado para el 'Rojo' en un clásico contra Racing Club de Avellaneda:

"Independiente es un club que quiero mucho y que me brindó un cariño inmenso en el peor momento de mi vida. Esa semana venía soñando todos los días con mi hermano. Le pedía que me ayudara a hacer un gol como los que marcaba él, porque él era un delantero bárbaro."

"Yo no estoy enojado ni con él, ni con Dios, ni con nadie por lo que pasó. No me hago preguntas, solo espero que donde esté, haya encontrado la paz que no tuvo en este mundo."

RELACIONADOS:TolucaBoca JuniorsRiver Plate

Más contenido de tu interés