null: nullpx
Guadalajara

Con un golazo de Urretaviscaya, Tuzos firmó un triunfo de 2-1 sobre Chivas

Pachuca consiguió una valiosa victoria con 10 hombres en el cierre de la fecha 14 del Apertura 2016.
24 Oct 2016 – 11:16 PM EDT

Guadalajara, MÉXICO.- Pachuca puso en la mesa ante Chivas sus credenciales de campeón y con 10 hombres se impuso 2-1 como visitante y mostró de paso su poder en la recta final del campeonato.

Todo a través de un enorme gol de Jonathan Urretaviscaya a los 87 minutos cuando ya todos cantaban el empate.


Al mismo tiempo, Chivas dejó ir una racha de tres victorias consecutivas y enseñó un tanto la inexperiencia de algunos de sus hombres.

Y es que el duelo tuvo un excelente ritmo a lo largo de los 90 minutos, pero Hirving Lozano se hizo expulsar a los 64’ y Pachuca esperó el momento oportuno hasta que Urretaviscaya marcó un golazo para la victoria.


Guadalajara quiso hacer pesar su estadio desde el principio y tomó el esférico para ir fabricando oportunidades en el primer tiempo.

La primera de ellas llegó a los seis minutos de acción cuando Raúl ‘Dedos’ López, en un tiro de castigo, probó a Rodolfo Cota que voló de manera espectacular.


Orbelín Pineda también contó con la suya, pero se tardó y voló el esférico, pero tanta fue la insistencia del Rebaño que a los 25 minutos, en un tiro de esquina cobrado por Edwin Hernández, Hedgardo Marín aprovechó la floja marca de los Tuzos y anotó el primer tanto del encuentro.

Pero no es que un equipo tan poderoso como lo es Pachuca se quedara sin oportunidades fue empujando tras el tanto del local e Hirving Lozano armó una grande tras robar un balón, pero cruzó de más su disparo.


Un poco más tarde, a los 33 minutos, Erik Gutiérrez se coló por la banda izquierda y centró al arribo de Franco Jara que solo debió empujar a las redes para el 1-1.

Ya en la segunda mitad, el tono del encuentro cambio luego de que Hirving Lozano se hiciera expulsar a los 64' por recibir una segunda tarjeta. Fingió un penal en una jugada con Carlos Salcido y el partido cambió.


Chivas se fue al frente buscando la victoria y Tuzos debió defender y esperar una oportunidad.

Marco Bueno contó con las chances importantes de Guadalajara, pero una fue anulada por una mano del jugador y la otra se estrelló en un poste.


Con Chivas encima los Tuzos apostaron al contragolpe y encontraron la suya a través de Jonathan Urretaviscaya. A los 87 minutos, el uruguayo tomó un balón, lo arrastró 60 metros y entre tres rivales levantó lo levantó para anotar.

Un hermoso gol que dejó en la lona a unas Chivas enjundiosas, pero a las que les faltó una pizca de claridad, cosa que sí tuvo Pachuca, al menos en una jugada. Más bien, en una enorme jugada.

RELACIONADOS:GuadalajaraPachuca

Más contenido de tu interés