null: nullpx
Guadalajara

América cobró revancha contra Chivas y avanzó a semifinales del Apertura 2016

Una solitaria anotación de Oribe Peralta le da a las Águilas la posibilidad de cobrarse una vieja afrenta con Guadalajara.
28 Nov 2016 – 8:59 PM EST

La tercera fue la vencida. Chivas ganó un par de batallas ante América, pero al final, los azulcremas se quedaron con la guerra. En el momento indicado del torneo, en la instancia más importante del año, los capitalinos eliminaron al Guadalajara y avanzaron a las semifinales del Apertura 2016.

Un solitario gol de Oribe Peralta le dio al América el triunfo necesario para imponerse 2-1 a Chivas en el marcador global.

Sí, Chivas goleó al América en temporada regular. Sí, también, los eliminó en las semifinales de Copa MX, misma que al final, terminaron perdiendo contra Querétaro. Pero esas victorias fueron simples anécdotas, estadísticas que quedarán en el olvido pues las Águilas ganaron el partido que Guadalajara hubiera querido obtener.

El centenario del América está intacto. Quizá se manchó, pero al final, la ilusión de ganar el título está vigente. En Coapa siempre desearon más allá de un bonito himno, un uniforme diferente, un fichaje fantástico o un partido ante un ‘grande’ del fútbol mundial, un título que agrande su historia y qué mejor que dar el primer paso para obtenerlo que eliminando al odiado rival.

Ganó quien más buscó el triunfo y quien mejor jugó. Un Clásico futbolísticamente pobre durante el primer tiempo donde brillaron por su ausencia jugadas de peligro. Sin aventurarnos, con un par de disparos a gol que nunca pusieron en predicamento a los arqueros.


Para el segundo tiempo, Ricardo La Volpe dibujó en el campo el parado táctico que más gusta: teniendo un solo punta. El argentino se arriesgó sacando a Silvio Romero y metiendo al canterano Carlos Rosel; ahí, Oribe Peralta, solo en punta, no le falló a su estratega.

Carlos Darwin Quintero fue un ‘avión’ en las bandas, un dolor de cabeza para los laterales y centrales de Chivas. De sus pies América revivió y empezó a inquietar al odiado rival.


Fue al minute 54 cuando llegó el premio para América. Oribe Peralta recreó contra Chivas el Segundo gol que le metió a Brasil en la final olímpica de Londres 2012. El atacante salió de un escondite, jalándose al corazón del área para meter un potente remate de cabeza a primer poste. Imposible para Rodolfo Cota.


Matías Almeyda intentó despertar a unas inoperantes Chivas con cambios netamente ofensivos. Sin embargo, agrupar atacantes no significa siempre ser más ofensivos. La delantera rojiblanca no pesó, y nunca se hizo sentir latente un probable empate.


Guadalajara se quedó en la orilla, perdió el juego que nunca quiso perder. América acabó quedándose el Clásico del orgullo y de la revancha. Como antes, sigue siendo el Rey de los Clásicos de liguilla donde Chivas no ve las suyas contra él.

Ahora, el sueño sigue. Sin embargo, la obligación está en algo más importante y grande que eliminar a Chivas.


RELACIONADOS:GuadalajaraAmérica

Más contenido de tu interés