null: nullpx
Liga Campeones - CONCACAF

El verdugo mexicano Toronto FC elimina al América en el Azteca y jugara la final ante Chivas

El cuadro Escarlata venció con un 4-2 global a las Águilas y enfrentaran al Guadalajara en busca de un boleto para el Mundial de Clubes.
11 Abr 2018 – 12:23 AM EDT

Toronto FC no solo mantuvo la ventaja de dos goles con la que llegaba al partido de vuelta de las semifinales en la capital mexicana, sino que terminó sacándole un empate al América en el majestuoso Estadio Azteca y con un global de 4-2 consiguió su boleto a la gran final de la Liga de Campeones Concacaf.

El equipo canadiense comenzó a gestar su pase a la final con un tempranero gol que le dio rumbo definitivo a la serie ante las Águilas, a pesar de que el arranque no auguraba buenas cosas para el club MLSero, ya que su goleador Jozy Altidore salió de cambio por lesión por Tosaint Ricketts.

El cuadro Escarlata consiguió el tanto que condicionó el resto del encuentro apenas al minuto 12 con una triangulación ejecutada a la perfección por Sebastián Giovinco y Ricketts para que Jonathan Osorio simplemente tuviera que empujar el balón ante un arco desguarnecido.


Con la ventaja de tres goles, el campeón de la MLS se dedicó a manejar los tiempos, esperando a las Águilas pero sin renunciar por completo a un contragolpe o a la posesión del esférico.

Para el América no fue sencillo crear opciones de gol constantes como para ahogar a los visitantes y convertir la presión en agobiante. Pero cuando consiguió rematar franco al arco canadiense, apareció Alexander Bono para salvar con sus lances.

Bono estuvo impresionante en una atajada a una palomita de Paul Aguilar en la primera mitad en la que venía a contrapié pero aun así alcanzo a regresar. En la segunda parte hizo lo propio con un cabezazo de Alejandro Díaz.

Y cuando ni Bono ni algún defensor pudo cortar, como cuando Diego Lainez desbordo y metió un peligroso centro raso, Oribe Peralta no pudo rematar con dirección ya que su mismo compañero Andrés Uribe le estorbó al momento de la definición.


De lo mejor de Toronto fueron los intentos de gol olímpico de Giovinco. Los endemoniados balones con efecto del italiano obligaron a Agustín Marchesín a emplearse a fondo.

Pasada la hora de partido y con la remontada cada vez más a lo lejos, el cuadro dirigido por Miguel ‘Piojo’ Herrera fue decayendo en rendimiento y cada vez pisaba menos el último tercio de cancha. Quizás debido a que el fondo físico en la torrencial lluvia en la Ciudad de México, combinado con la desesperación de verse cada vez más cerca eliminados, mermaron su accionar.

En los minutos finales, Toronto incluso tuvo una muy clara para poner terminar con más tranquilidad en el nido Águila, pero Nicolas Hasler desperdició la oportunidad.


Pero fue mediante un penalti en el último minuto de compensación, que Uribe consiguió el empate que solo sirvió para decorar el marcador final.

Toronto se instaló en la final del certamen, donde buscara la gloria regional absoluta y su boleto al Mundial de Clubes ante las Chivas Rayadas de Guadalajara. El partido de ida de la final será en territorio canadiense y el de vuelta en tierra Tapatía.

En la última década, Toronto será el tercer equipo de la MLS en jugar la final tras Real Salt Lake en 2011 y Montreal Impact en 2015. Pero nunca un equipo de la liga norteamericana había llegado eliminado a dos poderoso equipos de la Liga MX como son hoy en día Tigres UANL y el Club América, y en ambas series cerrando en las difíciles canchas aztecas.


RELACIONADOS:Liga Campeones - CONCACAFToronto FCAmérica

Más contenido de tu interés