null: nullpx
Copa Del Rey

La prohibición de la bandera independentista catalana crea crisis antes de la final de la Copa del Rey

La Policía no permitirá que los asistentes a la final de la Copa del Rey lleven banderas de Cataluña.
19 May 2016 – 12:57 PM EDT

El vicepresidente barcelonista en materia institucional, Carles Vilarrubí, se ha mostrado disconforme con la prohibición de entrada de esteladas -la bandera independentista de Cataluña- en el Vicente Calderón, y ha dicho que la medida "introduce un elemento de crispación a 72 horas del partido, absolutamente innecesario".

El representante del Barcelona, en unas declaraciones realizadas a los medios del club catalán, ha reafirmado la posición de la entidad, que anoche envió un comunicado en el que tildaba la decisión de un "desacierto absoluto".

Las autoridades madrileñas informaron que la Policía no permitirá que los asistentes a la final de la Copa del Rey, el próximo domingo entre el Sevilla y el Barcelona, introduzcan en el Vicente Calderón banderas esteladas, al no estar permitido por la Ley del Deporte, explicaron fuentes de la Delegación del Gobierno.

Este asunto fue uno de los puntos abordados en la reunión para ultimar el dispositivo de seguridad para la final de la Copa que se celebró en la Delegación del Gobierno, presidida por la delegada, Concepción Dancausa.

El vicepresidente del Barcelona cree que la medida restrictiva para los seguidores que querían acudir con la bandera independentista "sólo se puede entender desde una clave no deportiva, y es política. Nosotros no tenemos que entrar en este tipo de debate y lo que tenemos que hacer es defender los derechos individuales de nuestros socios, y que se expresen de forma libre".

Además, Vilarrubí ha emplazado a la Federación Española de Fútbol "a que se pronuncie sobre el asunto, como organizadora de la competición".

La idea en la que trabaja el club barcelonista en estos momentos es, a través de sus servicios jurídicos, contemplar la posibilidad de recurrir la decisión de la delegada del Gobierno en Madrid.

Por otra parte, el club catalán, y de forma institucional, esperará a mañana a adoptar una postura sobre su asistencia o no a la final de la Copa del Rey.

Según ha podido saber Efe de fuentes barcelonistas, la junta no ha decidido sobre los miembros que asistirán al partido, ni si el club ejercerá presión con la no asistencia de sus directivos al partido, porque primero el Barcelona quiere conocer si la decisión de la Delegación del Gobierno es recurrible.

Más contenido de tu interés