null: nullpx
Celta de Vigo

Sin Néstor Araujo, Huesca y Celta de Vigo cosecharon empate que los deja desahuciados

El mexicano se mantiene lesionado después de la fecha FIFA y no pudo estar con el cuadro gallego que hoy está en puestos de descenso en España.
3 Abr 2019 – 05:17 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Ambos equipos quedaron en las últimas plazas después de su amargo y reñido empate. Crédito: EFE

La Sociedad Deportiva Huesca y el Real Club Celta de Vigo firmaron un empate 3-3 tras un partido trepidante y loco en el estadio de El Alcoraz, en el que los aragoneses volvieron a pecar de falta de acierto para llevarse el partido tras una gran segunda mitad.

El resultado pone al borde del K.O. a los aragoneses, que siguen colistas, y a los que poco a poco se les está marchando la vida en la máxima categoría.

El partido fue de locos, con el Celta llegando a tener un 0-2 que pareció decisivo, pero la fe, el coraje y el corazón local le impidieron tirar la toalla y en una reacción de genio y carácter le dieron la vuelta anotando tres goles en 16 minutos, aunque el Celta tampoco bajó los brazos y se recuperó del golpe igualando a falta de nueve minutos para la conclusión.

El conjunto gallego avisó pronto de su peligrosidad pues en el minuto 11 le fue anulado un gol a Maxi Gómez por fuera de juego que fue el preludio del 0-1, que llegó tres minutos más tarde en una contra en la que hasta cuatro jugadores celestes se plantaron en el área prácticamente solos, y que acabó resolviendo Brais Méndez.

En el minuto 56 se pasó de lo que pudo haber sido el empate al 0-2. De nuevo Rubén Blanco sacó un cabezazo de 'Cucho' Hernández y prácticamente en la jugada siguiente llegó el segundo gol visitante obra de un Iago Aspas que hasta entonces había estado desaparecido.

El partido parecía sentenciado, pero entonces apareció ese Huesca que nunca se da por vencido para, en 16 minutos, marcar tres goles, anotados por Enric Gallego, 'Chimy' y Pulido y darle la vuelta al electrónico.

Con la locura desatada sobre el césped y en la grada, fue el Celta al que le tocó arriesgar para no irse de vacío y la apuesta, como antes al Huesca, le salió bien porque Ryad Boudebouz puso el empate a tres en el minuto 81.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Celta de VigoHuesca

Más contenido de tu interés