null: nullpx
Fútbol

El Balón de Oro muestra lo centralizado del futbol mundial

Lionel Messi encabeza una corta lista de futbolistas no europeos que han ganado el reconocimiento.
3 Dic 2019 – 7:02 PM EST

Lionel Messi ganó su sexto Balón de Oro, una marca absoluta para este reconocimiento que bien podemos decir que marca una era del futbol mundial, pero por paradójico que parezca, este premio está prácticamente solo cerrado para Europa.

Los trofeos de Messi, junto a los cinco de Cristiano Ronaldo, hacen que desde 2008 sean 11 de los 12 disponibles estén en manos de los dos grandes astros que han definido esta época en el balompié. La única excepción fue el del croata Luca Modric en 2018.

En la lista de ganadores del Balón de Oro, que se entrega anualmente desde 1956 hay nombres ausentes de gran peso en la historia del deporte. Principalmente Pelé y Diego Armando Maradona, pero también podríamos incluir a otros ilustres futbolistas como Garrincha, Romario, Mario Kempes o Enzo Francescoli.

Todos ellos tienen una cosa en común: son sudamericanos. Y no es que el premio tenga -o haya tenido- un sesgo malicioso de segregación, sino que originalmente fue pensado para reconocer a futbolistas europeos y que su reglamentación ha cambiado con el paso del tiempo.

Otra de las reglas iniciales era que el Balón de Oro no podía entregarse nuevamente a un ganador del pasado, lo que se modificó en 1959. A esta podemos llamarle la “regla Alfredo DiStefano”, pues la ‘Saeta Rubia’ fue el segundo galardonado, en 1957, y pese a su temporada de ensueño, no pudo repetir al año siguiente.

Hasta 1995 se permitió la participación en las votaciones de futbolistas de todo el mundo, siempre y cuando jugaran para un club europeo. Para entonces, las carreras de Pelé, Garrincha y Kempes habían terminado; la de Francescoli estaba en su ocaso jugando para River Plate; la de Maradona también, entre suspensiones por consumo de drogas; mientras que Romario el año anterior había sido campeón mundial con Brasil.

Pero ‘O Baixinho’ solo jugó dos años más desde entonces en Europa, con Valencia, de 1996 a 1998, año en el que una lesión lo dejó fuera del Mundial de Francia.

Curiosamente el primer ganador no europeo del Balón de Oro fue un africano, George Weah, atacante del Milan en 1995 y vigente presidente de Liberia. Dos años después, Ronaldo fue el primer sudamericano.

Son 13 Balones de Oro para los europeos desde entonces y 11 para sudamericanos; pero de esos, cinco son de Cristiano Ronaldo y seis de Messi respectivamente.

Desde 2007 ya no hay restricciones para premiar por nacionalidad o club del futbolista, prácticamente toda la era “CR7-Messi”, en la que, además de Modric, solamente se coló Kaká (2007).

Si bien ya es un galardón de alcance mundial y que incluso entre 2010 y 2015 se fusionó con lo que hoy es el premio The Best de la FIFA, solo hay seis futbolistas no europeos que lo han ganado, ninguno de ellos -salvo Messi y Ronaldo- más de una ocasión y absolutamente ninguno que perteneciera a un club que no fuera europeo.

De hecho, Messi fue formado en el Barcelona, lo que deja solo cinco ganadores del Balones de Oro de futbolistas que iniciaron en otros continentes.

No es casualidad, por supuesto, al comparar el nivel de juego de la UEFA contra el resto de las confederaciones, que refleja de manera medible en el Mundial de Clubes, donde con el formato vigente desde 2005, solo tres clubes americanos se han alzado con el título.

Por lo pronto, a la industria más grande del deporte le basta concentrar sus más grandes activos en solo uno de los cinco continentes.

Publicidad