null: nullpx
China PR

China quiere convertir al Madrid o al Barça en inofensivos “tigres de papel”

Este es el plan del presidente Xi Jinping para fabricar a los Messi y a los CR7 "Made in China" en 2025.
6 Ene 2017 – 06:56 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Detrás del presidente Jinping está la imagen de Mao en Tiananmen. Crédito: Guang Niu (Getty Images).

No son más que tigres de papel, decía el caudillo chino Mao Tse-Tung acerca de las potencias de Europa, Japón y los Estados Unidos. Quería que China pasara de ser una atrasada sociedad agrícola a convertirse en una moderna potencia industrial capaz de someter a Occidente.

Su sucesor actual, el presidente Xi Jinping (quien también es el Secretario del Partido Comunista Chino), ha tomado la determinación de que China pase ya de ser el hazmerreír del fútbol mundial y se convierta en una potencia capaz de someter al Real Madrid y al Barcelona.

Que la selección china someta también a Alemania, Brasil, Italia y Argentina. Que así como China se transformó lenta, pero seguramente, en el segundo poder mundial en cuanto a medallas olímpicas se refiere, asimismo suba al podio en las Copas del Mundo.

¿Si ya produce oros en natación, gimnasia o atletismo, por qué no habría de producirlos en fútbol?

El plan oriental está basado en dos ejes: dinero (mucho) y juventud (mucha también). Respaldados por los sectores más potentes de su economía, como el de la construcción o el porturario, clubes como el Guangzhou Evergrande y SIPG Shanghái han puesto los fajos de billetes sobre la mesa en dos mercados invernales consecutivos para comprar a Jackson Martínez o a Oscar.

Los chinos han observado que la Premier League es un grandioso éxito comercial pagado a costa de la gran mediocridad de la selección de Inglaterra y no quieren que su balompié descienda por ese mismo tobogán. Hay presupuesto para fichar cracks, pero también hay limitaciones: sólo tres extranjeros por equipo y el resto deben ser jugadores chinos por nacimiento y chinos por convicción.

Cargando Video...
'Chicharito': "Quiero ser campeón del mundo con México"

Por ello, la juventud china ha de jugar su parte en levantar al país del pantano del fútbol en el que se halla actualmente. La escuela del Guangzhou cuenta con casi 50 canchas de dimensiones oficiales para que casi tres mil adolescentes trabajen lo físico, lo técnico y lo táctico. Así como los clavadistas chinos practican sus ejecuciones miles de veces diarias, asimismo los futbolistas repetirán y repetirán y repetirán hasta que finalmente salga el Messi o el CR7 de Oriente.

La carga del programa deportivo de las autoridades chinas impuesta sobre sus juventudes es brutal (como se sabe por los casos de las gimnastas quinceañeras). Los padres desean que sus vástagos se enfoquen en el estudio y en aprender inglés, pero Xi Jinping ya tomó una decisión irrevocable a nombre de su pueblo: China debe aplastar a sus enemigos también en una cancha de fútbol.

El reto del buró político del Partido Comunista de China será llevar el balompié de los grandes centros urbanos del país, como Beijing o Shanghái, hacia el campo chino donde los hijos de los agricultores constituyan las masas de futbolistas de donde saldrían las estrellas de ojos rasgados. Sería una “Revolución Futbolística” similar a la “Revolución Cultural” de Mao varias décadas atrás.

El año 2025 está planificado para que China por fin logre someter a Occidente en el fútbol. Reducir al Madrid y al Barça al tamaño de meros “tigres de papel”.

César Martínez ( @Cesarkickoff)

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:China PRFIFA

Más contenido de tu interés