null: nullpx
Boca Juniors

Alberto Cortez y el día que quiso comer en el barrio de Boca Juniors… ¡Era fan de San Lorenzo!

Tras el fallecimiento del cantautor, recordamos su enorme pasión por el fútbol, que era fanático del club de Almagro, del Real Madrid y cuando comió frente a La Bombonera.
4 Abr 2019 – 2:22 PM EDT

Se confirmó el fallecimiento del cantautor argentino Alberto Cortez a los 79 años de edad, quien proyectara temas entrañables como ‘Cuando un amigo se va’ o ‘Mi árbol y yo’, al que queremos recordar por el gran amor que siempre profesó al balompié con la canción ‘Simplemente fútbol’, por su fanatismo al San Lorenzo o al Real Madrid y que tuvo una entrañable anécdota tratando de comer cerca de La Bombonera de Boca Juniors.

Frente al inmueble xeneize visitó un bar llamado ‘Carlitos’ al que acudió, junto a dos amigos, debido a las altas recomendaciones gastronómicas que tenía el lugar, en especial por sus astas italianas. Pero el recibimiento no fue muy cálido que digamos, ya que una señora de la tercera edad lo increpó de inmediato: “¿Eres de Boca?”.

Alberto estaba aturdido, tan sólo atinó a negarlo y la señora continuó: “¿No serás gallina (aficionado de River Plate), no? Porque si sos gallina no te doy de comer”. El cantautor reveló lo que sintió en ese momento: “La sensación de que aquella anciana descargaría su ira a golpes de sartenazos conmigo. Me apresuré a decir que simpatizaba desde niño con San Lorenzo de Almagro”.

Esa respuesta tampoco satisfizo a la señora: “¿Y por qué no te hicieron de Boca tus papás cuando eras un pibe, eh? ¡Seguramente son o eran gallegos!”, dijo en tono agresivo y con un acento italiano que era inocultable, ante lo que Cortez dijo que tenía muchos años viviendo en España y que sentía simpatía por el Real Madrid.

“A esos les ganamos la Intercontinental. ¿Y a vos no te da vergüenza eso?”, añadió la señora, quien era la cocinera del lugar. Eso es lo que Alberto Cortez recordó de los enfrentamientos entre argentinos por el fútbol: “Finalmente culminó su ataque diciendo que, si yo cantaba según mis preferencias futbolísticas, debía cantar mucho peor que Serrat que había manifestado ser de Boca”.

“Finalmente cesaron los ataques y pudimos degustar un muy buen plato de pasta cocinado por aquella airada, pero evidentemente experta cocinera. Esta es una pequeña muestra de ciertos fervores que pueden en algunos casos resultar peligrosos”, sentenció el finado cantautor en sus memorias recogidas en su página de internet.

Más contenido de tu interés