null: nullpx
Chicago Bears

Reggie White, J.J. Watt, entre los mejores defensivos en la historia de la NFL

Ofensivas podrán llevar a los equipos al Super Bowl, pero las defensas las ganan. Aquí están los mejores 10 defensivos en la historia de la NFL, según Gil Brandt.
14 Jul 2016 – 05:24 PM EDT

Por: Gil Brandt / analista senior de NFL Media

10) RAY LEWIS, LINEBACKER

Baltimore Ravens, 1996-2012.

Baltimore hubiera permanecido lejos si no hubiera sido por el actual coordinador defensivo de los Eagles, Jim Schwartz, quien fue asistente defensivo por los Ravens cuando Lewis fue seleccionado en el Draft. El fin de semana del Playboy All-American, Schwartz se dio cuenta, cuando Lewis se sentó y otros 15 chicos se sentaron junto a él. En dos años, Lewis lideró la NFL en tackleos (156) y fue nombrado para su primer (de 13) juego de Pro Bowl. Y, por supuesto, se convirtió en el MVP del Super Bowl XXXV, al frente de una defensiva que permitió 165 puntos esa temporada y sólo 23 puntos en cuatro juegos de playoffs. Lewis contaba con la rapidez y capacidad de quitarse los bloqueos y reconocer lo que la ofensiva trataba de hacer. Podría jugar en el espacio, acumulando 31 intercepciones. Además de las grandes cualidades de liderazgo que posee.


9) ED REED, SAFETY

Baltimore Ravens, 2002-2012; Houston Texans, 2013; New York Jets, 2013.

La clave del éxito de Reed fue su maravilloso manejo del balón, que –junto con sus hábitos de estudio de los juegos grabados – le ayudaron a conseguir 64 intercepciones para un récord en la liga de 1,590 yardas regresadas. Un gran ejemplo de esto fue en el juego de comodines del 2008 ante Miami. Reconociendo una formación que los Dolphins habían corrido sólo dos veces antes de la temporada, Reed logró cercarse para interceptar el ovoide (una de dos). Realmente Reed tenía manos de receptor. No era el más rápido o talentoso, pero sin duda daba siempre una gran actuación en el emparrillado,


8) RANDY WHITE, LINIERO DEFENSIVO

Dallas Cowboys, 1975-1988.

Hemos debatido hasta hace justo el Draft de 1975 acerca sobre si se debe seleccionar segundo global a White o Walter Payton. Se redujo a dos cosas: 1) En este punto, no muchos corredores habían tenido éxito en contratos a largo plazo, y 2) Tom Landry pensó que White podría jugar del papel de Sam Huff como linebacker en la defensiva 4-3 flex de Dallas. Pero White no tenía el instinto para eso y rápido regresó a su puesto natural en la línea – en la que hizo estragos por más de una década. ‘The Manster’ – mitad-hombre, mitad-monstruo – fue un gran atleta, fuerte y rápido; como lo dijo Landry. El MVP del Super Bowl XII (junto con el liniero Harvey Martin) sobresalió acosando al quarterback y deteniendo la carrera, siendo algo poco apreciado por los observadores externos. Fue un gran líder fuera del campo, mientras él y Martin eran imposibles de detener.


7) BRUCE SMITH. ALA DEFENSIVA

Buffalo Bills, 1985-1999; Washington Redskins, 2000-03.

Viendo a Smith en su mejor momento, se sabía que se estaba viendo un talento generacional como cazamariscales. Tenía los brazos largos, rapidez y la facilidad para llegar al quarterback, además de la agilidad de quitarse al hombre que tuviera enfrente. Sus habilidades eran realmente fuera de serie. Recuerdo haberlo visto destruir el futuro del liniero ofensivo de los Chiefs, Brian Jozwiak – una selección de primera ronda en 1986 – durante un juego en octubre de 1983, entre los Virginia Tech Hokies de Smith y los Mountaineers de Jozwiak en Morgantown, West Virginia. Smith no jugó bien como novato, pero, sólo fue un tropezón en una carrera tan espectacular. Después de todo, sigue siendo el líder de todos los tiempos en capturas con 200 a pesar de pasar la mayor parte en una defensa 3-4, lo que no es ideal para un pass rusher.


6) BOB LILLY, LINIERO DEFENSIVO

Dallas Cowboys, 1961-1974.

El primer jugador seleccionado por los Cowboys era insuperable en rapidez y agilidad; parecía que estaba fuera de lugar la mitad de tiempo. La gente no se daba cuenta de lo buen atleta que era. Era muy bueno tanto para detener la carrera como para presionar al pasador. Tom Landry algún día lo llamó -un jugador para toda la vida-, y estoy totalmente de acuerdo. Él nunca levantó pesas, pero era fuerte. La firma de su juego de Bob Lilly, claro, fue cuando persiguió a Bob Griese para una pérdida de 29 yardas y una captura épica que jugó un papel importante en la victoria de los Cowboys sobre los Dolphins en el Super Bowl VI. Recuerdo haber estar parado en la línea lateral y preguntándome cuánto más pudo durar esa jugada; Griese era un gran atleta, pero Lilly simplemente siguió persiguiéndolo. Creo que esa jugada realmente encendió a nuestro equipo. Es también una de las grandes personas de todos los tiempos.


5) ROD WOODSON, BACK DEFENSIVO

Pittsburgh Steelers, 1987-1996; San Francisco 49ers, 1997; Baltimore Ravens, 1998-2001; Oakland Raiders, 2002-03.

En el último partido de Woodson en Purdue, jugó en ambos sentidos, en un intento por llevarse el Heisman – y finalizó con 160 yardas corriendo y en recepciones y registró 10 tackleadas y forzó un balón perdido. Estuve en ese partido. Los Cowboys tuvieron la selección global 12 del Draft 1987, y nosotros lo queríamos, pero los esfuerzos por negociar fallaron y se fue a los Steelers en la selección N°10. Woodson inició su carrera como esquinero, donde mostró una gran cobertura, luego lo pasaron como safety, donde mostró su habilidad al tacklear. Además tenía una gran agilidad mental. Woodson tiene el récord en balones sueltos recuperados por un defensivo con 32, eso es mucho.


4) J.J. WATT, LINIERO DEFENSIVO

Houston Texans, 2011-present.

Recuerdo haber visto a Watt jugar ante Ohio State en sábado por la noche en el 2010, y sus dos capturas mostraron por Wisconsin que fue una de las mejores actuaciones individuales que jamás haya visto. Es difícil de creer que Watt pasó una temporada en Central Michigan jugando como ala cerrada. No creo que ningún jugador de la NFL ha llegado a los niveles de Watt en el arranque de su carrera; en sus primeras cinco temporadas, Watt ha ganado tres veces el Jugador Defensivo del Año. En 80 juegos de la NFL, ha acumulado 74.5 capturas – segunda mayor marca en un jugador en sus primeras cinco temporadas – y forzó 15 balones sueltos, siendo un factor importante para la defensa de los Texans, su habilidad atlética es aún más impresionante en persona que en la televisión. Él puede hacerlo todo.


3) DICK BUTKUS, LINEBACKER

Chicago Bears, 1965-1973.

Lo que más destaca de Butkus fue su competitividad. Jugó para algunos equipos de los Bears que no eran muy buenos – en nueve años en Chicago, Butkus jugó para sólo dos equipos con récord ganador, lo que es decir, él estaba del lado perdedor más de las veces. Pero eso no hizo gran diferencia para Butkus; pues siempre jugó con el mismo espíritu de intensidad, pasión y competitividad. Probablemente jugaba más rápido de lo que podía correr, y tenía el atletismo para hacer las jugadas en el espacio. Ahora el juego es mucho más abierto que antes durante el apogeo de Butkus, pero quizá tendría el mismo efecto en el juego ahora que cuando lo tuvo.


2) LAWRENCE TAYLOR, LINEBACKER

New York Giants, 1981-1993.

Vi a Taylor hacer jugadas en North Carolina en un juego ante Clemson durante su último año (senior), y George Young, entonces gerente general de los Giants, también estaba ahí. Ambos volamos de regreso a New York en el mismo vuelo de Eastern Airlines, ya que los Cowboys jugarían ante Giants el siguiente día – pero nunca hablamos acerca del juego de Taylor. En el Draft de 1981, tratamos de negociar por la primera selección para poder tomar a Taylor, pero no pudo ser. Siempre recordaré el ver a Taylor, con los Cowboys arriba 7-0 y a punto de anotar de nuevo. Fue un atleta sorprendente que fácilmente pudo haber jugador como corredor, ala cerrada o receptor. Tenía una excelente velocidad.


1) REGGIE WHITE, LINIERO DEFENSIVO

Philadelphia Eagles, 1985-1992; Green Bay Packers, 1993-98; Carolina Panthers, 2000.

White usó su famoso movimiento para poder quitarse a los bloqueadores y capturar al quarterback. Como Bob Lilly, él era un hombre con fuerza natural. Tenía gran velocidad al salir el balón, y eso lo llevó a “cazar” a muchos pasadores que trataban de escabullirse. Nunca bajó su nivel. Cuando jugué en los Cowboys, jugamos contra su equipo, los Eagles, en seis ocasiones – y los perdimos todos. Recuerdo haberme reunido con él en un hotel en Los Angeles y traté de convencerlo –en vano- de no firmar con USFL (Liga de Fútbol Americano de Estados Unidos) saliendo de la universidad, pero pasó dos años con los Memphis Showboats. A pesar de haber perdido esos años en la USFL, White aún finalizó con 198 capturas.

Más contenido de tu interés