null: nullpx
San Francisco 49ers

Opinión: Kaepernick ayudará, pero no trae la varita mágica para los 49ers

Colin Kaepernick recuperó la titularidad, pero San Francisco no tiene un plantel competitivo para pelear un lugar en Playoffs
12 Oct 2016 – 6:18 PM EDT

Por Ricardo Otero

Nada personal contra Blaine Gabbert, pero las cosas como son. De Colin Kaepernick se pueden decir muchas cosas, pero su potencial es innegable, mientras que de Gabbert no hay más que pobres números desde que inició su carrera en la NFL.

La decisión que en su momento Jim Harbaugh tomó de apostar por Kaepernick en lugar de Alex Smith era arriesgada, pero al final de cuentas era hacerlo entre dos quarterbacks competitivos y el resultado fue llegar al Super Bowl (nunca sabremos si Smith habría sido capaz de ganarlo). La que tomó Chip Kelly entre un quarterback malo contra uno con talento pero en su peor momento, y eligió al malo.

Gabbert dio lo que podía dar. Ha jugado en 42 partidos en la NFL, 40 de ellos como titular, con un promedio de 174 yardas por partido. En estos cinco últimos con los 49ers, subió marginalmente ese índice a 178. Además, cuando un quarterback suma más intercepciones (6) que pases de anotación (5), pues es poco lo que se puede defender.

En cambio, Kaepernick ya llevó a los 49ers a un Super Bowl. En su mejor estado, es uno de los mejores pasadores de la liga, que aún debe pulir detalles, un jugador versátil e impredecible, que no sabes si te va a atacar por aire o por tierra. Es cierto, no meto las manos al fuego porque este año vuelva la versión de 2013 y 2013 de “Kap”, pero al menos el potencial ya demostró que lo tiene.

El problema de Kaepernick es la disciplina. Sus offseasons no han sido precisamente de preparación, la fama lo convirtió en un socialité y los 49ers pagaron eso, junto al declive de calidad en general de la plantilla. Es cierto: este ya no es el San Francisco de Gore, Davis, Crabtree, Willis, ni Bowman, pero si por algo deben iniciar para volver a tener una franquicia competitiva, es tener un QB sólido. Esa es la tarea de Colin.

¿Estará realmente enfocado Kaepernick? ¿Le habrá puesto más atención a sus protestas que a lo deportivo? El domingo empezaremos a aclarar esas dudas, pero una cosa es cierta: no esperen mucho de estos 49ers, tal vez sólo pasen de una proyección de tres o cuatro victorias en el año a seis o siete. Los cambios principales deben venir en la defensa.

RELACIONADOS:San Francisco 49ers

Más contenido de tu interés