null: nullpx
NFL Blogs

Antonio de Valdés: Nuevo cabeza de queso

El experto de NFL.com/Español analiza la llegada de Jared Cook al equipo de Aaron Rodgers.
29 Mar 2016 – 12:07 PM EDT

NUEVO CABEZA DE QUESO

Los Green Bay Packers reforzaron su ofensiva con un jugador que querían desde el año pasado, el ala cerrada Jarred Cook, veterano de siete años con los Tennessee Titans y los St. Louis Rams que viene a ser un gran complemento para Richard Rodgers lo que le da a Mike McCarthy una solidez en la posición que hacía rato no mostraban.

Los Packers por tradición no son muy afectos a buscar jugadores en la agencia libre, pero no dejaron escapar la oportunidad de conseguir a Cook.

Si sumamos los números del recién llegado con los de Rodgers, estamos hablando de que la posición de ala cerrada le puede ofrecer este año al equipo casi cien recepciones (fueron 97 entre los dos) y cerca de las mil yardas (sumaron 991 en 2015), números mas que respetables.


EL RETO OSWEILER

De llamar la atención la revelación del coach de los Houston Texans Bill O´Brien de que su máximo acercamiento antes de contratar a su nuevo quarterback Brock Osweiler había sido un apretón de manos hace un par de años, cuando el joven de entonces 23 años acompañaba a Peyton Mannning en una visita que hiieron los Denver Broncos a las instalaciones de los Texans en la pretemporada.

Ahora han realizado una inversión de 37 millones de dólares apostando por el pasador surgido de Arizona State y que ganó cinco de siete juegos el año pasado cuando Peyton estuvo fuera de circulación.

El reto para el enorme mariscal de 2.08 metros y 25 años es demostrar que la oficina y el grupo de coaches no se equivocaron en darle las riendas de la ofensiva.

El año pasado en un caso rarísimo Houston fue campeón divisional con cuatro quarterbacks distintos, Brian Hoyer inició nueve partidos, Ryan Mallett cuatro, T.J. Yates dos y Brndon Weeden uno. Ahora los Texans toman un rumbo completamente distinto.


PROSPECTOS TERRESTRES

Encabezados por el ganador del Heisman Derrick Henry, la clase 2016 de corredores tiene muchísimo talento y puede tener un impacto inmediato.

Henry ayudó a la "Marea Púrpura" a conquistar el título colegial con un año record de 2,219 yardas y 28 touchdowns.

En el mismo nivel viene Ezekiel Elliott de Ohio State que superó las dos mil yardas entre carreras y recepciones. Y para redondear la terna estelar de corredores rumbo al Draft tenemos a Alex Collins de Arkansas que apenas se convirtió en el tular el año anterior y tuvo una campaña extraordinaria con 1,577 yardas y veinte anotaciones.

Seguramente escucharemos de otros corredores reclutados un poco mas tarde, caso Keenan Reynolds de la Marina, Paul Perkins de UCLA, Devontae Booker de Utah y varios mas que buscarán mostrar que pueden hacer la transición de la universidad al profesionalismo.

RELACIONADOS:NFL Blogs

Más contenido de tu interés